LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

miércoles, 1 de abril de 2015

LAS GUERRAS, LAS SANCIONES Y LAS AMENAZAS DE ESTADOS UNIDOS

Hace algunas semanas, el Presidente Barack Obama decretó una ley en la que se declara a Venezuela una amenaza para Estados Unidos, una medida exagerada y absurda contra un país soberano. Para muchos entendidos en la materia, se trata de un primer paso para aplicar sanciones y allanar el camino para una invasión, en caso de que todos los planes golpistas contra el gobierno de Nicolás Maduro fracasen, como ha sucedido hasta ahora. Los sabotajes y la guerra económica que tiene a Venezuela sin abastecimiento en los supermercados y farmacias aún no han logrado desencadenar una insurrección contra las autoridades. El pueblo se resigna al enorme sufrimiento que implica no tener acceso a medicinas ni alimentos y aún estando dividido a la hora de juzgar a quienes se considera culpables del desabastecimiento, el bando que apoya a la oposición no se suma a las diarias llamadas que hacen los líderes políticos de derechas. Por lo tanto, la única vía que tiene Estados Unidos en estos momentos es preparar una invasión, como se ha hecho en otros países que se atrevieron a llevar a cabo una política distinta a las órdenes de las empresas multinacionales norteamericanas.
 
 
En el siguiente vídeo, Miguel Àngel Pérez Pirela, periodista venezolano, hace un resumen de las guerras e intervenciones de Estados Unidos a través de los últimos decenios.
 
 
 
 

No hay comentarios: