LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

martes, 23 de marzo de 2010

RECUPERANDO EL IDIOMA CASTELLANO 7

CAPÍTULO 6

EL USO DE LA PALABRA ASESINATO


Asesinato viene de la palabra asesinar, que significa matar a alguien con premeditación. Es decir, es una acción planificada, no espontánea.

Lamentablemente, los medios de comunicación y muchos políticos utilizan mal esta palabra. Y es lamentable, porque en esa forma se desvirtúan muchas de las acciones de personas o grupos que luchan por una u otra causa, ya sea política, religiosa o de otro tipo.

Muchas veces se acusa a grupos de guerrilleros de asesinato, cuando ha habido muertes en combate. No se usa, sin embargo, esa palabra, cuando dos ejércitos se enfrentan uno a otro. Entonces se usan otras palabras.

Hay muchas formas de matar a otra persona, que no pueden ser consideradas asesinatos.

Si usted es atacado por alguien y está amenazado de ser muerto o herido con un arma o con fuerza superior a la suya, con clara evidencia de que se desea quitarle la vida, tiene derecho a defenderse, en el mismo momento. Si en su defensa se comete el error de matar al atacante, esto no puede considerarse asesinato, pues ha sido una acción de defensa propia.

Si usted argumenta derecho a represalia o "defensa propia" el quitarle la vida a otra porsona que lo ha atacado en otra oportunidad, no hay atenuantes que le puedan salvar de un castigo, puesto que eso tambien es asesinato.

Si una persona, en un altercado con otra o con otras personas y previa una acción violenta, mata a otra persona, sin haber tenido intención de hacerlo, tampoco se lo considera asesinato sino homicidio.

El homicidio también es un delito y debe ser castigado. Pero el castigo no puede ser igual al castigo por asesinato, pues no ha sido algo planificado de antemano. Eso ocurre, por ejemplo, en riñas hogareñas, en las cuales intervienen otros factores, como inestabilidad emocional o psíquica, influencia del alcohol o drogas, por ejemplo.

En los casos de homicidio y asesinato hay que tener en cuenta, también, que hay muchos agravantes y atenuantes que puedan hacer aumentar o disminuir la pena o castigo.

No es lo mismo que una mujer maltratada frecuentemente por su marido y siendo testigo de maltratos a sus hijos en forma repetida mate a éste en una situación violenta provocada por el maltratador, que un homicidio entre dos personas ebrias que se están peleando.

Ejemplos habrían muchos y las comparaciones, también. Lo importante es saber diferenciar entre distintos tipos de delitos y evitar mentir con respecto a los mismos, como se hace en medios de comunicación, para favorecer intereses políticos.

Enlaces: