LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

martes, 7 de marzo de 2017

LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN ESPAÑA AMENAZADA POR UN PARTIDO DE IZQUIERDAS

Tal vez es más fácil acusar a un gobierno, como el de Venezuela, por amenazar a los medios privados de comunicación, aunque esos medios hacen y dicen lo que quieran, mintiendo y manipulando las 24 horas del día, sin que sus directores o dueños jamás sufran castigo alguno. Pero lo que es absurdo es denunciar amenazas en España y no al gobierno... allí una organización de periodistas madrilenos (APM) denuncia amenazas de un partido de izquierdas. Pero... ¿Cómo puede amenazar un pequeño partido de la oposición a los poderosos medios de la oligarquía española? ¿Cómo se entiende esto? 

No voy a escribir sobre este tema. Me voy a limitar a hacer enlaces a varios artículos que se refieren a esto. Creo que eso es más que suficiente:




Tal vez mis lectores se preguntan por qué sólo hay enlaces de PUBLICO. La verdad es que ningún otro de los grandes periódicos españoles ha tocado el tema, a menos que sea para apoyar a los denunciantes... esa es la libertad de prensa que ellos propugnan. Bueno... un momento... he sido injusto... aquí hay un muy "objetivo" artículo en ELPAIS:ES

AQUÍ se puede ver una respuesta del Pablo Iglesias, dirigente de Podemos.

Para rematar, un vídeo de Facu Díaz, un periodista citado por periodistas que apoya las denuncias de la PAM. VEALO AQUÍ.

Nota del 15 de marzo, 2017: Leer interesante artículo del profesor Vicens Navarro AQUÍ