LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

jueves, 3 de diciembre de 2009

LAS VERDADES Y LAS MENTIRAS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO BRUSCO


Foto publicada en Clarín, 1 de diciembre, 2009.

El cambio climático brusco es un hecho, una realidad. Nadie lo puede negar. Todos los habitantes de este planeta lo podemos atestiguar. Lo que sí se puede cuestionar son las causas. Pero es un tema mucho más largo de analizar. Lo importante es hacer algo en el futuro inmediato. Si algún día se demostrara que las emisiones de CO2 no son la principal causa del calentamiento global, nada hemos perdido con disminuirlas. De una u otra forma, las emisiones de CO2 influyen en la destrucción de la capa de ozono y provocan el efecto invernadero. Contra las erupciones volcánicas nada podemos hacer, por ahora. Pero sí podemos hacer algo en la parte que nos corresponde, desde el más grande y poderoso hasta el más pequeño y débil.

En vísperas de una importante reunión de gobernantes en Copenhague, para ponerse de acuerdo sobre en qué medida se debe disminuir las emisiones de CO2 y de otras acciones destinadas a frenar el cambio climático brusco, aparecen denuncias en contra de un científico, al que se acusa de manipular los datos, en estudios sobre el aumento o disminución de CO2 en la atmósfera.

Seguramente, muchos televidentes y lectores de periódicos aceptarán la noticia, sin siquiera ponerse a pensar que puede ser una maniobra de empresas o países interesados en desprestigiar a científicos que intentan salvar el planeta. Pero los intereses económicos de grandes empresas y las metas económicas y políticas de algunos gobiernos, pueden llevar a más de algún grupo empresarial o agencia de inteligencia a iniciar campañas de despretsigio en contra de quienes tienen pruebas o argumentan a favor de la teoría del calentamiento globa. Dinero y medios tienen más que suficientes para hacer algo así. Los escrúpulos saben dejarlos a un lado, sin miramientos, como lo han hecho en infinidad de oportunidades, a lo largo de la Historia.

La primera noticia que leí esta mañana me alegró, en cierto modo. Greenpeace había publicado una serie de anuncios en el aeropuerto de Copenague (VER). Me ha parecido buena idea intentar concientizar a los gobernantes sobre uno de los problemas más graves que afecta a la Humanidad y a nuestro planeta (ver artículo mío relacionado con el tema). Pero todos sabemos que, lamentablemente, son las fuerzas económicas de los países más industrializados las que tienen mayor influencia. Pero nunca hay que perder las esperanzas.

Con respecto al científico acusado de manipulación, habrá que esperar el resultado de las investigaciones. Por ahora, considero que la actitud del señor Phil Jones ha sido correcta al dimitir a su cargo hasta que se aclare todo (VER).

Y con respecto a la cumbre que habrá en Copenhague, ya sabemos que uno de los países que era más reticente a cambiar su postura, China, está dispuesta a disminuir su emisión de CO2 entre 40 y 45% de aquí al año 2020(VER).

Tenía entendido que Estados Unidos estaría dispuesto a reducir sus emisiones de CO2 en sólo 25%. Pero no encuentro esa información. Las noticias que aparecen son de porcentajes inferiores. De todos modos, 25% es muy poco, para ser Estados Unidos el país que más contamina el ambiente y que lo ha hecho durante muchos decenios, a diferencia de las economías emergentes o las economías de países del tercer mundo -la verdad es que se les cambia de nombre continuamente a los países que antes se llamaba subdesarrollados, ahora también se hace la diferencia entre los países menos desarrollados y las "economías emergentes", que son los países que están obteniendo un desarrollo más rápido- lo que debería ser razón más que suficiente para que EEUU disminuya sus emisiones de CO2 en un porcentaje mayor al 60%. La Unión Europea le exige 50%.

Desde mi punto de vista, Japón, Alemania y Gran Bretaña son los países que más deberían disminuir sus emisiones de gas, después de Estados Unidos. Después de ellos vienen el resto de los paíes europeos, India y China. En última instancia vendrían los países que, hasta ahora, han estado muy lejos del nivel de emisiones de los países industrializados. Exigir que todos los países del mundo disminuyan sus emisiones en el mismo porcentaje, sería absurdo e injusto. Tal vez sería una buena idea hacer una tabla que muestre exactamente las emisiones de CO2 (por ejemplo) durante varios decenios (desde que se comenzó a hacer las mediciones) y de acuerdo a la población que tiene y ha tenido cada país en el mismo tiempo. También se podría considerar los ingresos per cápita de cada uno de los países. Con una serie de diagramas se podría determinar qué países han contaminado más el ambiente a través de varios decenios y cuántas ganancias han obtenido gracias a esas contaminaciones. Además se podría ver qué países han derrochado más energía (y, desde luego, recursos naturales) durante todo ese tiempo.

ENLACES:




AYUDE A DIFUNDIR ESTE ARTICULO, SI A USTED LE HA PARECIDO BUENO. AYUDEMOS A BUSCAR LA VERDAD.