LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

lunes, 15 de noviembre de 2010

ESTAFA INMOBILIARIA EN VENEZUELA

                                         
                                              Vídeo, parte de análisis del programa  número 367.

Hoy pude ver completo el programa ALÓ, PRESIDENTE. No siempre tengo la posibildad de verlo, debido a mis viajes y mi trabajo.
Nota del 19 de noviembre: Página para abrir los vídeos de todos los programas de ALÓ, PRESIDENTE (VER).

Considero que es un buen programa, que debería ser visto por todos los venezolanos, tanto por los simpatizantes del presidente Chávez como por quienes se oponen  a su gestión. Para los opositores puede ser una buena fuente de información para poder criticar al gobierno, obteniendo los argumentos que necesitan. Es imposible poder argumentar contra una línea de gobierno o contra las políticas que éste aplica en un país si no se sabe lo que éste dice o hace. No se podría criticar una película, sin antes haberla visto. No basta con que se cite una frase o algunas frases que dicen algunos de sus actores o que se le describa una escena. La película debe ser vista entera, aunque no sea de su agrado, si la desea criticar. Por lo tanto, los programas del presidente Chávez deberían ser vistos completos antes de poderlos criticar.

Para quienes no son venezolanos es una buena oportunidad de ver cómo es el Presidente Chávez, pudiendo darse cuenta de su parte humana, no sólo la que los medios presentan, como gobernante. Les recuerdo que los medios de comunicación suelen citar algunas frases e incluso algunas imágenes de vídeo muy cortas, sacadas del contexto. Pueden ser frases de cinco o diez palabras o vídeos de algunos segundos, de todo un discurso o programa de cuatro o seis horas.  Esa es la información que pueden recibir ustedes en los medios tradicionales de comunicación, incluyendo medios impresos, de radioemisoras, canales de televisión o páginas de Internet. Es imposible, entonces, tener una percepción objetiva y no manipulada.

Antes de ver el programa tenía pensado escribir un artículo en el que analizaría varios términos que se han discutido durante muchos años, tanto antes como después de elecciones presidenciales, parlamentarias, referendos, etc. Viendo el programa he decidido remitirme a lo visto en él, que es una parte de todo lo que yo pienso escribir

La oposición ha atacado al movimiento que representa el Presidente Chávez utilizando varios argumentos, que podríamos resumir en la siguiente lista:

1.- El gobierno de Chávez no respeta la Constitución. Fue elegido en forma fraudulenta y es ilegítimo. Una vez en el poder ha concentrado todo el poder del Estado en sus manos. Por lo tanto, el gobierno de Chávez es tiránico.

2.- El gobierno de Chávez no respeta los derechos humanos ni respeta la propiedad privada.

3.- El gobierno de Chávez no respeta la libertad de expresión. Chávez cierra canales de televisión y persigue a los periodistas disidentes.

4.- El gobierno de Chávez persigue a los políticos de oposición y los amenaza con la cárcel. Por eso, muchos políticos deben abandonar el país y solicitar asilo en otros países.

5.- Chávez tiene presos a muchos políticos, sólo porque piensan en forma distinta a él.

6.- Chávez regala el petróleo a otros gobiernos o países.

Los periódicos, radioemisoras y canales de televisión de la oposición atacan despiadadamente al gobierno, sin reconocer obra alguna que haya llevado a cabo el gobierno socialista dirigido por el presidente venezolano. Todos los ataques van dirigidos a él, personalmente. Cualquier medida que se tome en contra de delincuentes que resultan ser dirigentes o militantes de partidos de oposición se la describe como una medida en contra de sus formas de pensar. Nunca se dice "el gobierno venezolano" o "el actual gobierno venezolano" sino el gobierno de Chávez o, simplemente, Chávez.

Me gustaría referirme a todos los puntos señalados más arriba. Pero no hay tiempo para ello. Además, el punto de actualidad es el de la propiedad privada, que tánto ha mencionado la oposición y que tánto ha utilizado en sus campañas electorales.

Durante los últimos meses se han llevado a cabo varias expropiaciones o nacionalizaciones de empresas claves en la economía del país. No son empresas pequeñas ( ni siquiera medianas) sino monopolios y oligopolios pertenecientes, en su mayoría, a empresas extranjeras. Las otras empresas expropiadas pertenecen a ricos banqueros, terratenientes u oligarcas.

La importancia estratégica de esas empresas es enorme, puesto que pueden (o podían) decidir sobre los precios de distintos productos, utilizando diversas artimañas para especular o para estafar, tanto a sus clientes como al estado venezolano.

Si usted lee los titulares de la prensa opositora venezolana o los titulares de muchos periódicos extranjeros encontrará términos como "confiscación", "apropiación", "robo" o "abusos" en contra de honestos empresarios o ciudadanos, "prueba irrefutable" de que el gobierno no respeta la propiedad privada.

Esas frases se repiten en muchos lugares de Venezuela, en la misma forma que las utilizan los medios de comunicación de la Oligarquía (VER MIS ANTERIORES ARTÍCULOS). Los argumentos son simples y banales. Lo importante es estar de acuerdo con lo que dicen los dirigentes políticos de oposición, conforme a los objetivos de sus medios.  La gente que está descontenta por innumerables problemas (producto de la actual sociedad capitalista) que la aquejan y que no han recibido información adecuada, se dejan influenciar por los medios de comunicación de la oposición.

Es necesario aclarar varias cosas para poder entender lo que está sucediendo en Venezuela.

En primer lugar, lo que está sucediendo en ese país suramericano es un proceso de cambios estructurales. Eso equivale a decir que es una REVOLUCIÓN. Pero no se trata de una revolución comunista, como "argumenta" la oposición. Ni siquiera se trata de una revolución socialista. Lo que se pretende es una etapa de transición del capitalismo al socialismo. En otras palabras se puede decir que se trata de una Revolución pacífica camino al socialismo, como la que intentó el presidente chileno Salvador Allende, derrocado por militares fascistas el 11 de septiembre de 1973.

No es, pues, sólo un intento de reformas a un sistema injusto y caduco. Se trata de cambiar de sistema, por uno más justo, pero en etapas, lo que implica que el proceso es largo y lleno de dificultades.

Invito al lector a buscar información sobre todos esos términos utilizados hasta aquí, en este artículo. En mis blogs podrá encontrar varios artículos en los que explico tales términos. Pero también podrán encontrar información suficiente en muchas páginas web y blogs de muchos pensadores y analistas políticos. Quienes lo deseen pueden enviarme sus direcciones de correo electrónico y yo les enviaré los archivos de documentos en los que se basan los libros que he editado hasta la presente fecha.

Por ahora me quiero remitir a los términos más utilizados en torno a la propiedad privada.

¿En qué consiste, por ejemplo, la expropiación? Se trata de enajenar los bienes de una empresa o persona privada, a las que se paga una indemnización. Es decir, no se les quita sus bienes sino que se los compra, de acuerdo al interés de la nación. Vale resaltar que hasta ahora sólo se ha expropiado empresas estratégicas o personas que se habían apropiado de enormes extensiones de tierras del estado.

En ningún caso se ha hecho una confiscación de bienes (que implica apropiación, sin indemnización), lo que sí puede llegar a ocurrir si se debe embargar los bienes a personas o empresas que han incurrido en graves delitos de estafa o de apropiación ilícita. En ese caso debe llevarse a cabo un debido proceso judicial, que determine la culpabilidad de un acusado.

¿Por qué se utiliza el término nacionalización? En muchos casos se utiliza este término, porque se trata de que la infraestructura y los inmuebles de una empresa extranjera o nacional se utilicen para favorecer a la nación entera, no a empresas multinacionales ni a personas que sólo tienen como objetivo el enriquecimiento sin límites, utilizando todos los mecanismos posibles para especular, valiéndose de beneficios, subvenciones y créditos otorgados por el estado, perjudicando agran parte de la población, a sus trabajadores, a sus clientes y al fisco.

Uno de los ejemplos más claros de esto es el caso de la empresa Agroisleña, que obtenía materia prima para algunos de sus productos, de una empresa estatal (PEQUIVEN) a un precio muy bajo. Esa empresa hacía un pequeño cambio al producto comprado, al que se le agregaba alguna sustancia en proporciones mínimas. Luego vendía el producto a un precio varias veces más alto que el precio de costo.

La propiedad privada está garantizada en la Constitución. Pero en la misma Constitución están garantizados los derechos de los trabajadores y la soberanía de la nación. La propiedad privada individual, de cada persona o familia está garantizada. Pero no pueden estar garantizadas la explotación inhumana, la usura, la estafa ni la corrupción.

En el marco de la Constitución y las leyes venezolanas, por lo tanto, el gobierno ha tomado medidas que defienden los derechos de los trabajadores, de los consumidores y del estado venezolano, vale decir, su soberanía

Y he aquí la gran contradicción que se ha presentado, puesto que la clase media se ha visto afectada por estafas de empresas constructoras. La clase media tiene recursos para comprar viviendas, lo que es muy difícil para los trabajadores de menos recursos económicos. La única forma de que los trabajadores modestos obtengan una vivienda es a través de políticas sociales apoyadas por o emanadas del gobierno.

Pues bien, después de varios años de lucha por parte de usuarios que habían comprado viviendas a inmobiliarias, promotoras de inmuebles y empresas constructoras, el gobierno se decidió a intervenir. Para muchos, esa intervención debió producirse mucho antes.

Una de las medidas fue la expropiación de conjuntos habitacionales. Ora medida fue la de ocupación temporal de otros conjuntos habitacionales. Antes y durante estas ocupaciones, se han dado a conocer las más grandes y bien estudiadas estafas por parte de las empresas inmobiliarias.

Muchos compradores de viviendas habían hecho enormes sacrificios para pagar sus viviendas, las que no se les entregaban, pese a haberse cumplido el plazo de entrega. Para que tuvieran esperanzas de obtener las viviendas a las que tenían derecho se obligaba a los compradores a pagar gastos extras, entre los cuales se contaba el IPC (Ïndice de Precios de Consumo), lo que está prohibido, de acuerdo a las leyes venezolanas.

Una vivienda que tenía un precio calculado en sus inicios de 50 000 bolívares, por ejemplo, podía llegar a 150 000 o más.

Los compradores que se negaban a pagar los gastos extras eran ignorados por las inmobiliarias y sólo se les garantizaba la entrega de la vivienda si estaban dispuestos a cambiar el contrato que habían firmado, por uno nuevo en el que aceptaban un precio muchas veces mayor del que estaba estipulado antes. Quien no aceptaba firmar un nuevo contrato tenía la opción de recibir de vuelta su dinero. Pero no se les pagaba interés alguno por todo el tiempo que la empresa estuvo trabajando con ese dinero

Pero también hay casos en que las viviendas jamás se construyeron o se construyeron a medias. En otros casos, las viviendas se habían construido en zonas prohibidas, por estar ubicados los terrenos en zonas de riesgo. Para construir se compró alcaldes y funcionarios corruptos.

Las empresas constructoras utilizaron el dinero de los compradores para efectuar otros negocios. En muchos casos los compradores habían solicitado préstamos bancarios, para lo cual debieron pagar intereses. Las empresas, sin embargo, no pagaron jamás interés alguno. Al contrario, se beneficiaron durante años con el dinero de los ahorristas.

Las formas de estafa son muy variadas y hasta ahora se han recibido miles de denuncias, aunque se supone que éstas sólo son la punta de un iceberg. Mucha gente no se ha atrevido a denunciar las estafas por temor a perder su dinero. Por otra parte, algunas constructoras vendieron las mismas viviendas a varias personas.

¿Dónde está la contradicción?

La contradicción está en el principio mismo de la defensa de la propiedad privada. Quienes han dicho defender la propiedad privada en miles de discursos y reuniones (dirigentes de partidos opositores al gobierno de Chávez), no defienden el derecho de esas familias engañadas, el derecho a su vivienda, a su propiedad, puesto que la han pagado con mucho sacrificio. Estos señores defienden a los empresarios estafadores y acusan a las víctimas de "ocupantes" o de "muertos de hambre" (VER). Quien defiende la propiedad privada de las vícimas de la estafas es el gobierno socialista (VER), al que se ha acusado miles de veces de quere abolir la propiedad privada.

Hay familias que compraron en el año 2006, por ejemplo. Debían recibir su vivienda durante el año 2008. Pero el tiempo seguía pasando y nada se cumplía hasta que el gobierno intervino. Otras familias llevan hasta 10 años esperando.


ENLACES:

ESTAFA INMOBILIARIA, VTV

Para mayor información, vea el resumen de Aló, Presidente número 367, cuando éste haya sido digitalizado.

Enlaces del 16 de noviembre, 2010:

VIDEO Aló, Presidente 367 (por Aporrea) Sólo el comienzo
Nota del 19 de noviembre: al comienzo del artículo se puede ver completo (ENLACE), además de todos los otros programas.

VIDEO, PROGRAMA DANDO Y DANDO

´CHÁVEZ PIDE ACCIONES PENALES

UN APLAUSO PARA DOS PADRES VALIENTES

El aplauso es por su persistencia y su valentía, al lograr imponerse ante una mayoría fanática, de acuerdo a las leyes y a la declaración de un estado aconfesional.

Nadie debe imponer sus creencias a otras personas. Cada cual es libre de decidir qué religión profesa o no profesar religión alguna. Más aún, ningún padre debe inculcar a sus hijos una religión. Estos deben poder decidir por sí solos, cuando obtengan la mayoría de edad, cuando ya sepan pensar por sí mismos.

Por eso es injusto bautizar o hacer partícipes a los niños de cualquier rito religioso. Ellos no tienen capacidad suficiente para elegir una religión, que muchas veces ni siquiera es entendida por sus padres.

Por eso en las escuelas públicas no debe haber símbolos religiosos de ninguna naturaleza. Tampoco debe existir símbolos religiosos en otras entidades públicas. Lo que sí debe existir son los símbolos que identifican a todos los habitantes o ciudadanos con el país al que pertenecen o de la región en la que viven, porque eso es la confirmación de una identidad ciudadana.

Lorenzo e Isabel tienen toda la razón al exigir que se quitasen los crucifijos de las aulas. Más aún, esos crucifijos deben desaparecer de cualquier otro rincón de todas las escuelas públicas.

En cuanto a las escuelas religiosas, por supuesto que nadie puede exigir que se quiten ni esos ni otros símbolos, puesto que los padres de los alumnos han decidido educarlos en un ambiente religioso, para lo cual tienen plenos derechos, aunque no sea justo para sus hijos. Pero nadie puede impedirles que hagan uso de sus creencias para edicarlos.

ENLACES:

LOS PADRES DE ALMENDRALEJO

AGNOSTICISMO

OTROS ARTÍCULOS MÍOS RELACIONADOS CON EL TEMA:

¿EXISTE DIOS?

EL PAPA CONTRA EL ATEÍSMO