LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

sábado, 7 de diciembre de 2013

VENEZUELA: DEBILIDADES DEL GOBIERNO

                                                                           fuente
Son muchas las debilidades que caracterizan al gobierno venezolano, que intenta llevar a cabo cambios estructurales en una sociedad que estuvo sumida en la miseria durante siglos, al igual que el resto de los países latinoamericanos. La pobreza y el injusto reparto de las riquezas era, en Venezuela, mucho más grave que en otros países del continente, a  pesar de tener enormes recursos naturales, siendo el petróleo el más importante de ellos. Las empresas multinacionales y la oligarquía criolla habían transformado un país agrícola y con posibilidades de industrializarse, en un país monoproductor. Eso beneficiaba únicamente a un puñado de comerciantes y banqueros. Se exportaba la materia prima a precios irrisorios y todas las ganancias que se obtenían se las llevaban las empresas extranjeras, fundamentalmente norteamericanas.
Los cambios producidos en Venezuela, desde que el fallecido presidente Hugo Chávez llegara al poder, han sido enormes pero para un extranjero no es fácil visualizarlos o conocerlos. No existen medios de comunicación que informen sobre lo que sucede en la mayoría de los países de los llamados "del tercer mundo, subdesarrollados, en vías de desarrollo, o economías emergentes". Las pocas informaciones que se dan son, por lo general, negativas y extremadamente resumidas. Y si son países donde gobiernan partidos de izquierda, "progresistas" o soberanistas, la información siempre es tergiversada o manipulada. Para los mismos venezolanos no es fácil ver los avances que se han producido en cerca de quince años, que son superiores a los de muchas décadas anteriores. En realidad, solo en este último período de tiempo se han llevado  cabo verdaderos cambios sociales y se ha beneficiado a la mayoría de la población.
Los únicos medios que pueden informar sobre los avances del proceso revolucionario son los medios públicos, como VTV (Venezolana de Televisión, que sufre interferencias muy a menudo) pero sus programas no son de buena calidad. La verdad es que son aburridos, aunque contienen muy valioso material informativo. Pero no se hacen buenas presentaciones. Se comete el error de repetir muchas veces un mismo mensaje y se lo adorna con mucha propaganda política. De un programa serio se pasa directamente a otro programa serio; no hay espacios recreativos que permitan a los televidentes descansar de la parte informativa. Por eso el público pierde el interés en ver esos canales y se va a los canales privados. El resultado es que los medios públicos llegan a muy pocos ciudadanos. El resto de la población (que es la gran mayoría) viven embebidos en canales de televisión que muestran programas llamativos (alienantes pero llamativos), de mucho entretenimiento y muy bien dirigidos programas políticos. La mayoría de los programas de los canales privados (todos enemigos del proceso de cambios) son basura. Pero esa basura la venden bien y la meten en la mente de la gente. Además de los canales privados existe una innumerable cantidad de canales extranjeros que llegan a la población a través de distribuidoras de televisión por cable. Y por si fuera poco, mucha gente compra vídeos con películas de todo tipo, la mayoría con mensajes  de violencia o de sexo y drogas. Ante toda esa avalancha de programas, la televisión pública queda rezagada a un pequeño grupo de la población. También hay que considerar a una gran parte de la población que oye música y bebe cerveza u otras bebidas alcohólicas, sin interesarse en absoluto de lo que sucede en su derredor.
Las últimas medidas que ha tomado el gobierno venezolano han sido las mejores en mucho tiempo. Se ha logrado neutralizar, en parte, la voracidad de los dueños de muchas empresas que se han dedicado a acaparar alimentos, a provocar escasez artificial y a subir los precios de todo tipo de productos en una forma escandalosa, que no sería aceptada en otra parte del mundo. Lamentablemente las medidas han llegado muy tarde y son limitadas. Pero pueden ser el comienzo de medidas más radicales, que le permitan al pueblo tener acceso a los bienes que necesita. Los precios, a pesar de haber sido bajados, son muy altos, imposibles de pagar con los bajos salarios que perciben los trabajadores.
A continuación, dos enlaces relacionados con las medidas económicas del gobierno y muchas pruebas que demuestran la especulación desmedida, que forma parte de un plan para derrocar al gobierno legítimamente electo:
Ante el actual escenario, 19 millones de personas podrán votar mañana para elegir 337 alcaldes, 688 concejales y otros cargos. Son elecciones municipales pero la dirigencia de la oposición le da el valor de plebiscito revocatorio del Presidente de la República, algo absurdo pues para revocar al presidente, gobernador u otros representantes con cargo público hay otros procedimientos, de acuerdo a la Constitución.
Es muy difícil saber cual será el resultado de las elecciones de mañana. Hay gran riesgo de que la oposición obtenga mejores resultados que las fuerzas de gobierno y me temo que eso suceda. Si eso ocurre, se podría frenar el proceso de cambios puesto que la oposición se aferrará a esos resultados para exigir que Nicolás Maduro dimita como presidente. Pero aún ganando los partidos de gobierno, los dirigentes de oposición van a denunciar fraude y llamarán a manifestaciones contra el gobierno. Todo forma parte de un plan muy bien calculado desde hace mucho tiempo. Para quienes han confeccionado el plan de desestabilización estas elecciones no tienen mucha importancia. Cualquier resultado les puede servir como excusa para ocasionar revueltas o protestas injustificadas.
Es posible que mañana se produzcan acontecimientos lamentables. Pero también puede suceder que la cordura prime en la gran mayoría de la población y se conserve la paz en Venezuela. En gran medida, depende de la lealtad de los mandos militares y la mayoría de los oficiales de las fuerzas armadas a la Constitución y al gobierno. El gobierno venezolano debe continuar su trabajo de transformar una sociedad injusta en una sociedad igualitaria y para ello se necesita paz y tranquilidad. 

VER ÚLTIMO ARTÍCULO EN "DE VENEZUELA PARA TODO EL MUNDO".