LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

jueves, 3 de febrero de 2011

REVOLUCIÓN EN EGIPTO

La situación en Egipto se está agudizando en forma dramática. La actitud del presidente Hosni Mubarak, al no aceptar renunciar a su cargo, ha ocasionado escenas de violencia que pueden desencadenar en verdaderas masacres.

Hasta ayer existía la posibilidad de que hubiera un traspaso en forma pacífica del poder. Pero ahora todo hace prever que no hay más salida que la acción violenta.

¿Qué es lo que ha ocasionado la actual situación?

En primer lugar, las declaraciones incoherentes del presidente Mubarak, que no ha entendido absolutamente nada de lo que pasa en su país. Este hombre parece haber estado dormido y ha despertado con la visión de hace semanas atrás, cuando el pueblo exigía reformas y que no tuviera posibilidad de ser reelecto, después de 30 años en el poder. Su indiferencia y desprecio hacia el pueblo llevó a la exigencia no sólo a no ser reelecto sino a su renucia inmediata como presidente. Por supuesto que el discurso de Mubarak no satisfizo las espectativas de las muchedumbres concentradas en las calles, especialmente en la plaza principal de El Cairo.

Por otra parte, el ejército, que había prometido no actuar contra los manifestantes, les ha pedido que se vayan a sus casas porque ya se había escuchado sus demandas. Eso quiere decir que el ejército sigue leal al desprestigiado gobierno de Mubarak.

Lo peor de todo es la actitud de los partidarios de Mubarak, que empezaron a concentrarse en puntos estratégicos y empezaron a atacar a los manifestantes de la plaza Tahir, ocasionando miles de heridos y varios muertos.

El ataque no vino directamente del ejército, pero se utilizó a los partidarios de Mubarak. El ejército mantiene una actitud neutral, pero seguramente están esperando órdenes para ponerse al lado de los atacantes. Sin embargo, si esos ataques logran ser neutralizados, el ejército deberá ponerse al lado de los detractores del presidente.

Pero ¿cómo neutralizar los ataques armados de los partidarios del presidente? Es imposible hacerlo sin recurrir a los mismos medios. En las imágenes se ve claramante como la inmensa masa de manifestantes sufre los ataques de los mubaraquistas. Las piedras llueven sobre los manifestantes y los atacantes se suben a vehículos y cercas para hecer más efectivo el lanzamiento de piedras. La violencia origina violencia, por lo que la respuesta no tardará en darse. Esta mañana se han añadido disparos a las piedras, lo que ha ocasionado mayor número de muertos.

Hay un detalle importante en la rebelión de las masas egipcias. Son manifestaciones espontáneas. No hay líderes ni organización alguna que pueda transformarse en una vanguardia. Los pocos líderes que aparecen son personas que no tienen gran influencia sobre esas masas. Algunos de ellos sólo propondrán algunas reformas, pero no la transformación del sistema. Estos personajes pueden tener intereses personales o de un grupo para sacar a Mubarak. Perpo sus aspiraciones son las de continuar con el mismo sistema capitalista-feudal. La única innovación que se hará es permitir mayores "libertades", instaurando lo que ya se conoce como "democracia" pero que será la continuación de las mismas economías capitalistas.

Por lo tanto, seguimos estando lejos de una Revolución.

Sea como sea, es de esperar que se logre formar una alianza que sea capaz de tomar las riendas del poder, de tal forma que se logre la estabilidad necesaria para que se garantice la seguridad de los ciudadanos y que les permita mayor participación en la formación de una nueva sociedad.

Lo mejor que puede suceder, una vez que renuncie Mubarak, es que se forme un gobierno de coalición, en el que esté incuido el actual partido en el gobierno. Ese gobierno de coalición debería convocar a una Asamblea Constituyente, que se encargue de llamar a un referendo para elegir una Nueva Constitución. Después de dar esos pasos, se deben elegir los nuevos órganos; un parlamento y un presidente. Es lo más indicado en un caso como éste.

ENLACES:






::::::::::::::::::::::::::::::::::::