LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

viernes, 21 de enero de 2011

BUROCRACIA, CORRUPCIÓN Y NEGLIGENCIA 2

En blog separado estoy narrando alguna anécotas y experiencias de mi amigo Anselmo (VER). Pero hay una experiencia que debo narrar en este blog, porque está muy relacionado con el tema de la burocracia y la corrupción.

Anselmo ha sufrido en carne propia muchas vicisitudes a causa de mala atención en organismos públicos y ha sido víctima de estafadores, disfrazados de "gestores". Es decir, ha sido víctima de la corrupción.

Pido a mis lectores que lean esta historia hasta el final, para que se den cuenta de cómo funciona la corrupción y por qué se origina. Se trata de una experiencia en Venezuela, relacionada con el registro de vehículos. Con un final feliz, pero que ocasionó a Anselmo grandes pérdidas económicas durante más de dos años.

Todo comenzó por la mala idea que tuvo mi amigo Anselmo de comprar un automóvil a nombre de otra persona. Eso fue por confiar en esa persona, que se suponía era una buena amiga. Lamentablemente la amistad era simulada y sólo había un interés económico detrás de la fachada de persona amable y sincera. Anselmo no tenía cédula de identidad y no estaba presente en un momento en el que "había que aprovechar una buena oportunidad". Parte del dinero para comprar el vehículo a crédito era de su propiedad. Al desvelarse la falsedad de la amistad, Anselmo logró recuperar el vehículo, al mismo tiempo que pagó toda la deuda.

Pero ése no es el problema principal, puesto que el conflicto con esa persona se superó con la firma de un documento notariado en el que se certificaba que el verdadero dueno del vehículo era Anselmo.


El problema comenzó cuando Anselmo quizo registrar el vehículo a su nombre.


Antes de comenzar quiero dar a conocer a mis lectores (que no conocen las leyes suecas) cómo es el procedimiento, en ese país nórdico, para registrar un vehículo.


1.- Si usted compra un vehículo en una financiera o concesionario de vehículos, ese mismo día se envían los datos a Vägverket  y al día siguiente está registrado a su nombre.


2.- Si usted es propietario de un vehículo y desea venderlo, lo único que debe hacer es llenar un espacio del certificado de registro del mismo, con los datos del comprador. Los suyos ya están impresos. Luego, comprador y vendedor firman el documento y lo envían por correo a Vägverket. Al día siguiente el vehículo está registrado a nombre del comprador.


3.- El seguro del vehículo se contrata por teléfono o por Internet y está vigente desde el mismo momento en el que usted llama a la empresa de seguros o envía el formulario por Internet. El pago de la prima del seguro se puede hacer en fecha posterior.


Cómo es el procedimiento, en Venezuela?


Es largo y muy complicado. Es una de las tantas cosas que deben cambiar en ese país suramericano. 


Voy a relatar únicamente cómo se hace un traspaso (venta de una persona a otra, como en punto 2, en Suecia).


Primer paso:
Se debe hacer un revisión del vehículo en una oficina de INTTT o ante otras autoridades. Lo más barato es INTTT. Para hacer esta revisión hay que ir a hacer una cola antes de las seis de la mañana.  Para asegurarse los primeros puestos conviene estar allí a las cuatro. A las seis atiende un funcionario, que revisa una serie de documentos, después de lo cual se entrega un número de atención.


La cantidad de documentos que se exige es increíblemente grande: tres copias del registro anterior, tres copias de la cédula de identidad, tres copias del documento de compra y venta y tres copias del certificado del seguro obligatorio o responsabilidad civil. También se debe tener comprobante de un depósito bancario de 19 bolívares.


Posteriormente hay que llevar el vehículo a un recinto cerrado, donde se debe esperar a que se preparen los funcionarios que harán las revisiones. La revisión es minuciosa, incluyendo fotografías de los seriales del motor y la carrocería, que se adjuntan a una solicitud.


A veces hay que esperar que los funcionarios terminen un trabajo que debían haber hecho el día anterior, por lo que el proceso puede tomar varias horas.


Una vez terminado este trámite (que dura entre cuatro y seis horas) hay que esperar una semana o más para ir a buscar el comprobante con el cual se podrá pasar al segundo paso.


Segundo paso:
Se debe entrar a la página de Internet de INTTT, para solicitar una cita en otra oficina del mismo organismo. Hay que responder a una serie de preguntas en un tiempo muy limitado, la persona que no tiene mucha experiencia en el uso de Internet debe recomenzar varias veces el proceso. Eso obliga a muchas de esas personas a pedir ayuda de profesionales de locutorios o centros de comunicación (cybers, en Venezuela). Actualmente se puede conseguir la cita para un mes más tarde. Hace un tiempo atrás era imposible conseguir esa cita. La página no funcionaba bien, en absoluto.


Tercer paso:
Por fin hay una hora señalada. Se pueden entregar los documentos y llenar una nueva solicitud, a pesar de haber llenado una solicitud similar en Internet cuando se pidió la cita. Hasta hace poco tiempo había que esperar una semana para recibir el certificado, que se pedía a Caracas, la capital del país. Actualmente se recibe el certificado el mismo día. Se imprime delante del cliente o usuario.


Dije al comienzo que finalmente se obtuvo un final feliz en el caso de Anselmo. Eso, gracias a que el sistema de trabajo INTTT (a pesar de deficiencias que persisten) ha mejorado mucho en comparación a 
como se trabajaba hace dos años atrás. A continuación, la historia de Anselmo:


Era el año 2008, después de la desagradable experiencia que tuvo Anselmo a raíz de la adquisición de un automóvil marca china Chery Cowin (que el mismo Anselmo narrará en el otro blog, algún día), se inició el trámite de registro del vehículo. 


Lo primero que tuvo que hacer Anselmo fue registrar el vehículo a nombre de la "propietaria" anterior. Pero uno de los requisitos era comprar un seguro a nombre se esa persona. Eso implicaba el riesgo de que si ocurría algo con el vehículo, quien recibiría el dinero sería esa persona. Y Anselmo nada quería saber de esa persona. Recuperar el dinero habría sido algo muy complicado.


Lo anterior retrasó todo el proceso, en busca de una solución menos arriesgada. Por ser extranjero, Anselmo encontraba trabas en todas las compañias de seguro que consultó. Además, los precios eran extremadamente altos, por tratarse de un vehículo nuevo.


Aconsejado por gente acostumbrada a conseguir todos los trámites a través de gestores, Anselmo se puso en contacto con un ex funcionario de INTTT, al que debió pagar una gran suma de dinero  (más de 1000 bolívares) para que le hiciera el trámite en forma segura y rápida. Esa forma "segura y rápida" se alargó por cerca de un año y Anselmo debió pagar varias veces distintas sumas de dinero al "gestor", por gastos extras que salían, además del dinero pagado inicialmente. Entre otras cosas se debió pagar porque el trámite lo devolvieron, a causa de un error del gestor y hubo que iniciar todo de nuevo.


El gestor le pagaba a una funcionaria activa, la que enviaba todo listo a Caracas y le daba el certificado al gestor, quien lo entregaba al cliente, en su casa.


Anselmo no quiso contratar al gestor para hacer el segundo registro, esta vez a su nombre. Fue un trabajo arduo, pero resultó 200 veces más barato de lo que que habría cobrado el gestor. Este cobraría cerca de 2000 bolívares (en estos casos la especulación es mayor que en otros servicios). Pero todas las tarifas juntas de todos los procedimientos no superan los 150 bolívares. Y se hizo en menos tiempo.


El contratiempo mayor lo tuvo Anselmo debido a que la página de Internet de la INTTT no funcionaba. El pobre hombre intentó pedir una cita en muchas oportunidades, a veces pasaba horas enteras intentándolo. Debía viajar y ausentarse por varias semanas. Cuando volvía de los viajes seguía intentando, pero no había posibilidades de llenar la planilla, cuando lo lograba, la página decía que ya estaban todas las citas entregadas. Así pasaron casi seis meses, hasta que un día de diciembre de 2010, por fin logró entrar a la página e imprimir la cita, para el 19 de enero de 2011. 


El primer paso se había hecho en junio. El comprobante de cumplimiento de ese primer paso dura sólo seis meses. Por lo tanto, ya no servía. Eso significó volver a levantarse a las tres de la mañana para estar en la cola a las 4 de la mañana, para que lo empezaran a atender a las seis y nuevamente estuvo listo a las 10 de la mañana, para tener que volver nuevamente dentro de una semana... 


Lo peor de todo es que cuando viajaba en su vehículo a la parcela en la que trabaja, a 300 km de Maracaibo, a menudo lo hostigaban los guardias de los controles militares, que revisaban el vehículo en algunas oportunidades. A pesar de tener el seguro y todos los documentos necesarios, lo retrasaban y lo trataban como a un delincuente. Pero Anselmo hacía vale sus derechos y los obligaba a dejarlo en paz. En una oportunidad le dijo claramente a un sargento que jamás se iba a dejar amenazar ni chantajear por nadie, que ningún guardia iba a conseguir un centavo de él para que lo dejaran pasar.


Tanto Anselmo como yo somos testigos de que algunos guardias intentan sacarles dinero a los transeúntes. Pero ambos también somos testigos de que la gran mayoría de guardias y militares son respetuosos y no molestan a los transeúntes, sin motivo.


En el camino vía Perijá (entre Maracaibo y santa Bárbara) que usa Anselmo hay varios controles militares (llamados alcabalas), debido a que hay muchas zonas fronterizas con Colombia.


Carnet de conducir:
Anselmo tuvo otra experiencia desagradable, cuando hizo los trámites para obtener su carnet de conducir. Fue en la misma época en que el "gestor" había recibido los documentos para el registro del vehículo. Fue el mismo gestor el que lo "ayudó" a superar una serie de barreras. Anselmo pudo ver antes lo difícil que era hacer ese trámite. Había que estar en en la INTTT muy temprano y esperar varias horas al sol únicamente para conseguir un sobre, para lo cual se debía hacer un depósito bancario. Los números para obtener el sobre eran limitados.


Luego había que hacer una larga cola para presentarse al examen y Anselmo tuvo que ir varias veces antes de lograr comprar el famoso sobre. Luego le pagó al gestor para que hiciera el resto, por una suma de 600 bolívares. Pagó para simular un examen teórico que los mismos funcionarios respondían en una computadora. Era así como se hacían los exámenes en Venezuela. No sé si hasta la presente fecha aún se hace en esa forma. Esto lo hacían (hace un año) todos los aspirantes a carnet de conducir, tanto los que iban solos como los que iban amparados por los gestores.


Final feliz:
El 19 de enero Anselmo no podía creer que la atención hubiera cambiado tanto en la oficina de la INTTT.


Hacía poco más de un año, en esa oficina, todos los usuarios debían esperar en un patio en donde quemaba el sol. Sólo algunos árboles daban un poco de sombra.


Ahora habían dos salas de espera, muy cómodas, con aire acondicionado, baños y dos pantallas de televisión.


La atención fue rápida y efectiva. Una vez recibidos todos los documentos antes mencionados, el funcionario registraba los datos y entregaba el certificado inmediatamente, algo que Anselmo no podía creer.


Esto indica un avance extraordinario en la calidad del servicio, lo que beneficia a los usuarios e impide que gestores y funcionarios corruptos se llenen los bolsillos con el dinero de gente trabajadora.


Esto no significa que la corrupción esté completamente superada. Hay mucha gente que seguirá usando los servicios de los "gestores", porque no saben que el proceso es más expedito que antes. Le gente está acostumbrada a pagarles a esos delincuentes y probablemente más de algún funcionario se presta a ese tipo de irregularidades. Pero es un gran paso hacia un futuro sin corrupción.


En cuanto a la burocracia, ésta persiste. Si bien la atención es mucho mejor desde el punto de vista técnico, aun hay funcionarios negligentes. La preparación de los funcionarios debe mejorar y se debe controlar su forma de trabajar. Hubo algunas formas de tratar a los usuarios que no se debieran adoptar a estas alturas. Falta mejorar la conciencia de algunos funcionarios y su respeto a los usuarios.


Por otra parte, la cantidad de papeles y trámites que se exigen son cosas de la prehistoria. Son muchos papeles que sólo van a ocupar espacio en cajones que nadie abrirá por mucho tiempo, cuando todo se puede registrar en una base de datos. Todos ese papeleo implica gastos extraordinarios y más largos procesos, que implican retrasos innecesarios.


IR AL CAPÍTULO 1

IR AL CAPÍTULO 3

IR AL CAPÍTULO 4
::::::::::::::::::::::::::::::::::::
CÓMO LEER MI BLOG