LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

viernes, 17 de diciembre de 2010

EUROPA, COMO VOLCÁN EN ERUPCIÓN. PROTESTAS.


ITALIA


FRANCIA


GRECIA

REINO UNIDO

En Grecia agreden físicamente a un ministro (VER). En Londres rompen la ventanilla del automóvil del príncipe Carlos (VER).  Son los casos extremos, son cosas que no deberían suceder. La violencia sólo engendra violencia y no son las personas indefensas las que deben pagar por los errores del sistema, aunque estas personas hayan tenido un cargo importante en la administración gubernamental o sean descendientes de dinastías impuestas por la nobleza de antaño.

Pero es la expresión de los trabajadores y estudiantes desesperados, al ver como sus derechos fundamentales son vulnerados. No importa quien esté en el gobierno, si los partidos más reaccionarios de derechas o los partidos de una pseudoizquierda, que ha engañado al pueblo con sus políticas neoliberales y su obediencia al imperio y al libre mercado. Los resultados son los mismos.

Ya lo hemos advertido (digo hemos, porque somos muchos simples blogueros, periodistas y gobernantes progresistas) hace mucho tiempo atrás: la crisis conómica y las medidas económicas para salvar al capitalismo van a pasar factura a los defensores de banqueros y especuladores, que descargan todo el peso de sus errores en las espaldas de los más necesitados, de los trabajadores, de los que realmente hacen posible que haya producción y servicios.

No es de extrañar que las protestas aún no se hayan extendido a otros países en forma simultánea. Es la prueba de que aún no existe una izquierda capaz de hacer frente al sistema. Cuando los estudiantes y desempleados salen a la calle en un país durante varios días, terminan por cansarse y vuelven todos a casa. Sólo entonces surgen las protestas en otro país. Y así se van repitiendo, como notas desafinadas a través de los mares y las montañas. Son protestas sin coordinación, sin organización firme, sin metas definidas y remiténdose únicamente a alguno que otro aspecto que puede afectar a un sector de la población. No hay un movmiento que dirija las protestas hacia el problema fundamental: la esencia misma del sistema imperante, injusto e inhumano.

Cuando los ecos se apagan, todo el mundo se resigna y los medios de comunicación se encargan de adormecer las protestas, haciendo resaltar otras noticias o eventos que no tienen mucha importancia. Como regalo llega la Navidad y todo el mundo se concentra en comprar regalos y prepararse para las grandes fiestas en las que comerán hasta hartarse, de lo poco que puedan conseguir algunos y de lo mucho que tendrán otros. Es decir, continuarán las desigualdades y nadie pensará en ellas, porque la música navideña tiene el poder de adormecer las mentes. Esa música y todos los cientos de películas que se repiten todos los años, que resaltan la paz como lo único valioso para la Humanidad, volverán a invadir todos los ambientes, tanto en los centros comerciales como en los hogares. Eso, como si fuera posible la paz sin justicia social y sin igualdad.

Nadie pensará ya en que las pensiones bajarán y que los ancianos ni siquiera alcanzarán a disfrutar de un descanso merecido. Tendrán que seguir trabajando o se irán al paro (desempleo) y con ello perderán gran parte de sus primas de la pensión. Cuando ya estén muy viejos ganarán aún menos y tal vez no podrán disfrutar de su pensión, enfermos, desgastados y desquiciados. Claro, no todos los pensionados. Muchos políticos tendrán dos o más salarios y una pensión varias veces superior al común de los mortales. Y los gerentes o directores de bancos tendrán asegurados sus paracaídas, en caso de cese en sus funciones. Y sus hijos podrán prepararse para reemplazarlos en las empresas o en la política.

Nadie pensará tampoco en los miles de estudiantes que no podrán entrar a la universidad, porque no podrán pagar sus matrículas, a pesar de tener mayor capacidad que la mayoría de los hijos de acaudalados comerciantes, jefes de la administración, jueces y profesionales con altos salarios.

Tampoco se pensará en muchos enfermos que ya no tendrán la salud garantizada por el "estado del bienestar" porque serán empresas privadas las que comerciarán con la atención médica y hasta es posible que haya que pagar seguros privados para curarse de una enfermedad, como actualmente sucede en Estado Unidos.

Menos se pensará en los millones de seres que seguirán muriendo de hambre en los países llamados ahora "emergentes", que antes los llamaban "del tercer mundo" o "países en vías de desarrollo".

Los curdos, los saharauís y los palestinos seguirán sin país propio. Los israelíes seguirán anexándose nuevos territorios y seguirán destruyendo, una y otra vez, las escuelas, casas y caminos construidos por los palestinos en su propia tierra. Y seguirán asesinando a los "terroristas", hombres mujeres y niños que luchan por su independencia y por su libertad, por la recuperación de sus territorios ocupados por europeos y norteamericanos sionistas.

Los imigrantes seguirán siendo maltradados y marginados en toda Europa y Estados Unidos. Se seguirán construyendo muros, a pesar de criticar otros muros del pasado. Entre esos muros destacan los muros invisibles en los aeropuertos, donde se apresarán a turistas "sudacas" u otros por no haber cumplido con alguno de los requisistos indispensables para poder visitar a sus familiares. Se les impedirá entrar por sospecha de que desean quedarse en algún país europeo, justo ahora cuando muchos inmigrantes planean dejar Europa y volver a sus países de origen porque en las "madres patrias" ya no tienen posibilidades de tener una vida digna. Aquellos que antes han debido realizar los trabajos más difíciles y sacrificados ya no tienen cabida en esos países, en los que el racismo crece desmesuradamente, recordando los tiempos en que los ultranacionalistas italianos, franceses y alemanes empezaban a apoderarse de las instituciones, antes de la Segunda Guerra Mundial.

Así está Europa, a punto de sucumbir ante los ataques y la arrogancia de quienes siguen defendiendo el neoliberalismo y otras formas de capitalismo, con la propaganda de premios Nobel y otros premiados a propósito, para atacar a quienes optan por otras soluciones que no sean las de la falsa e hipócrita "democracia". Se enaltecen la demagogia y el oportunismo de escritores reaccionarios y de delincuentes que se autodenominan presos políticos. Se juega con los sentimientos, con el dramatismo y con todas las formas posibles de fingido sufrimiento de sujetos que son apoyados y defendidos por reconocidos terroristas internacionales que se pasean libremente por las calles de Miami.

Todo eso sirve para intentar salvar la imagen del capitalismo y sus representantes más visibles.

Ante ello, lo único que se puede hacer es formar lo antes posible una nueva fuerza renovadora que aglutine a todos los movimientos que hagan suyos los ideales más puros del pensamiento de izquierda. Se debe coordinar las acciones de los trabajadores y estudiantes de todo el mundo para poder llevar a cabo acciones en conjunto, debidamente planificadas.

Ya no se trata únicamente de salvaguardar los intereses de los trabajadores sino de salvar la existencia misma de la Humanidad, que no tiene posibilidades de sobrevivir en el sistema capitalista, el cual necesita constantemente nuevos mercados, nuevas fuentes de energía y materias primas para seguir alimentando el consumismo y el derroche.

Se debe crear medios de comunicación que puedan contrarrestar la desinformación que actualmente fabrican los medios de comunicación sustentados por los partidos y gobiernos de derechas y que llegan a la gran mayoría de los ciudadanos del mundo occidental, sin que éstos tengan oportunidad de  saber la verdad, a menos que hayan aprendido a ver o leer entre líneas los miles de informativos manipuladores que reciben diariamente.

Los nuevos medios de comunicación que se creen deben estar conectados unos con otros y encontrar las mejores formas de difusión de los ideales libertadores y preparación de todos sus militantes o simpatizantes.

Hay deficiencias en todos los partidos de izquierdas y falta unidad entre ellos y dentro de cada partido o movimento. Por eso, se debe luchar por cambiar no sólo la sociedad que pretendemos transformar sino cambiar nosotros mismos, haciéndonos más cultos y mas conscientes, desterrando de nosotros las deformaciones y falsos valores que nos han inculcado las clases dominantes desde los comienzos de las grandes civilizaciones hasta nuestros días.

Como en su día unos luchadores y pensadores dijeron: "proletarios de todos los países, uníos", debemos ahora decir: "trabajadores honestos y conscientes de todo el mundo, uníos en la lucha contra la explotación del hombre por el hombre"

..................................