LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

jueves, 15 de abril de 2010

PENITENCIAS, BIEN. PERO NO BASTA CON ESO.

No basta con hacer penitencia. Ni basta con las buenas intenciones ni declaraciones ambiguas. Se necesita serias investigaciones y reconocimiento, como institución o congregación religiosa.

Se necesita compensar a las víctimas y se debe castigar a TODOS los culpables.

la Iglesia Católica debe facilitar (e incluso tomar la iniciativa, en lo posible) las investigaciones judiciales. En las investigaciones deberían incluirse los casos en los que los delitos han prescrito. No hay peOr enemigo que el silencio y el no reconocimiento de responsabilidades.

Además se debe revisar uno de los dogmas que más caracteriza a la Iglesia Católica: el celibato. No se puede culpar a la homosexualidad, que siempre ha existido. Tampoco es posible eliminarla, porque ya no se la considera enfermedad, que es el argumento de la Iglesia.

No sólo han sido ninos hombre los abusados. También se han cometido aberraciones con ninas.

Por eso, todos los culpables deben ser catsigados, sean o no sean homosexuales.

ENLACES:

"HACER PENITENCIA"

"HACER PENITENCIA", 2

VER MI ARTÍCULO ANTERIOR SOBRE EL TEMA

NUEVO ENLACE:
 EL PAÍS
Nota del 16 de abril:  Yo creo que las personas que se supone tienen un alto nivel de educación deberían actualizar sus conocimentos y no confiar únicamente en lo que han aprendido a defender durante gran parte de sus vidas.

Me refiero a personas como el obispo mexicano felipe Arizmendi, que ha dicho que la culpa de que los sacerdotes católicos tengan dificultades para conservar su celibato es de la pornografía y el erotismo.

Este senor debería leer más historia universal, empezando por las antiguas civilizaciones, pasando por la Edad Media, hasta llegar a nuestros días.

Así, se podrían enterar de tántas cosas, como por ejemplo:

1.- Que la homosexualidad no es algo nuevo, como tampoco es nueva la promiscuidad ni los abusos contra menores. Que lea lo que pasaba en Egipto, Grecia y Roma, por ejemplo, sociedades en las que los esclavos nada valían. Eran mercancías y los amos podían hacer cualquier cosa con ellos. Los amos mismos llevaban una vida lividinosa. El sexo se practicaba en forma libre y se utilizaba para todo tipo de transacciones o para hecer regalos.

2.- Durante le Edad Media y el Absolutismo se siguió abusando de los nuevos esclavos (llamados ahora siervos) y la Iglesia Católica defendía la organización de la estructura social de esa época. Los reyes y los nobles tenían amantes y muchos abusaban de menores. Y todas las hijas de los siervos debían ser desfloradas por los senores. O no ha oído jamás hablar del derecho de Pernada?

3.- Las violaciones, la primoscuidad, el abuso de menores, etc., han perdurado a través de toda la historia de la Humanidad. Lo que pasa es que antes todo era más oculto, más escondido, porque había prohibiciones. Pero todas las reglas se rompían y los ricos siempre eran defendidos por las autoridades y por los religiosos, puesto que eran aliados.

Así es que no hay que acusar a la actual corriente de pornografía de algo que siempre ha existido. Por otra parte, siempre ha habido pornografía, oculta como todo lo demás.

Con respecto al celibato, es algo que va contra la Naturaleza y que debe ser eliminado. Los sacerdotes son sres humanos y necesitan satisfacer sus necesidades fisiológicas, necesitan el amor y la ternura de una mujer.

Dios (según la misma biblia) dio la orden a los humanos: "Creced y multiplicáos". Nunca dijo "Negaros  a vosotros mismos y dejad de ser seres humanos normales, para servirme y adorarme"