LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

martes, 19 de octubre de 2010

FRANCIA, OCTUBRE 2010. VENEZUELA Y EL CARACAZO.



 

Cuando el pueblo es atropellado, engañado, explotado al máximo y no hay una vanguardia que lo sepa conducir, que sepa dirigirlo hacia la toma del poder, puede expresarse en las formas más violentas, sin que se logre el control de la situación.

Es lo que está ocurriendo en Francia en estos días y lo que sucedió en Venezuela (VER), EN 1989.

Son dos épocas distintas. Son situaciones distintas. Pero es la misma respuesta de las masas trabajadoras, de los desempleados y de los desposeídos de siempre, aquellos invocados en la gran obra de Victor Hugo, LOS MISERABLES y en las obras de otros escritores de distintas épocas.

El pueblo francés y todos los pueblos del mundo ha luchado en distintas épocas para transformar la injusta sociedad de clases. Pero siempre ha terminado siendo traicionado. No hay un moviniento organizado, un partido que aglutine a los trabajadores más conscientes de la sociedad. Por eso, de tanto en tanto se producen rebeliones que llegaron en una época incluso al establecimiento de un gobierno del pueblo, mucho antes de la Revolución Francesa (VER COMUNA DE PARÍS). Otra de las expresiones del puelo francés fue la de los estudiantes, en 1968, que condujo a posteriores rebeliones, como en 1988 (VER).

Todas esas rebeliones terminaron en un fracaso. El poder siguió y sigue en manos de la clase económicamente dominante, porque los partidos tradicionales de izquierda no fueron capaces de canalizar las protestas del pueblo. Lo mismo va a ocurrir ahora. Los periódicos y otros medios de comunicación van a hacer resltar lo más  negativo de las protestas, los desmanes que se producen en las barriadas de París, por ejemplo. El fondo, las causas que provocan las manifestaciones populares van a ser minimizadas, como es el caso del aumento de la edad para dar una pensión justa a los trabajadores. Las clases económicamente dominantes toman esas y otras medidas en Europa para tratar de "reparar" el injusto sistema capitalista. Y esas reparaciones implican eliminar las conquistas sociales que tantas vidas costaron a las clases trabajadoras durante siglos de lucha.

Hacer trabajar a los ancianos, privarles de su merecida recompensa por haber entregado durante decenios su sudor y sufrimientos para construir la "sociedad del bienestar" europea. Privar a los jóvenes de fuentes de trabajo. Ahorrar dinero para salvar la crisis ocasionada lor los ricos banqueros y especuladores. Eso es lo que se pretende.

Pasaron muchos meses sin que hubieran signos de descontento. Sólo en Grecia salieron los trabajadores y estudiantes a las calles (VER). El resto de Europa permanecía tranquila. En España hubo un día de huelga. Una protesta suave y conciliadora con el gobierno. Una protesta que la izquierda no supo canalizar, porque estuvo organizada por el mismo partido que está en el gobierno. Era una protesta contra el sistema. ¿Pero cómo atacar al sistema en forma eficaz si el gobierno apoya ese sistema y lo mantiene (VER)?

Ahora, por fin, se enciende la mecha en París. Tarde, pero es mejor que nunca. Ojalá que las fuerzas de izquierda sepan canalizar las protestas y que se forme, de una vez por todas, un movimiento capaz  de llevar a la clase trabajadora al poder. Puede ser un ejemplo para toda Europa y para el mundo.

ENLACES:




Nota del 21 de octubre:

las manifestaciones continúan en Francia, pero casi nada llega a nosotros a través de los medios de comunicación. Hay excepciones...

CLARÍN, CHILE

DIARRIO DE NAVARRA, ESPAÑA