LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

jueves, 6 de enero de 2011

PERIÓDICOS ESPAÑOLES, AL SERVICIO DE LA OPOSICIÓN VENEZOLANA

LOS PERIÓDICOS ESPAÑOLES Y LA TELEVISIÓN ESPAÑOLA ESTÁN AL SERVICIO DE LA OPOSICIÓN GOLPISTA VENEZOLANA

Esto no es nada nuevo ni difícil de entender. Pero la mayoría de los ciudadanos españoles lo ignora, porque cree que sus medios de comunicación son imparciales. Por lo menos, eso es lo que se pudiera creer, con respecto a las noticias internacionales.

Lo que afirmo es muy fácil de comprobar y cualquiera puede hacerlo, revisando las ediciones de todos los periódicos de mayor circulación en España (Público, El Periódico, El País, etc) o los archivos de las noticias del canal TVE internacional, Antena 3 y otros canales de televisión españoles.

Puedo asegurar que en ninguno de ellos los lectores encontrarán artículos, reportajes, entrevistas o noticias sobre los muchos logros del actual gobierno venezolano. Pero sí se encontrarán centenares de trabajos periodísticos en los que se critica abierta o disimuladamente al gobierno venezolano. La mayoría son noticias escuetas en las que se hace resaltar algo negativo, eligiendo una o dos frases en el contexto de un largo discurso de varias horas. En segundo lugar aparecen entrevistas a representantes de la oposición venezolana, a los que se presenta como notables figuras intelectuales o pofesionales con las más altas calificaciones académicas.

Pero, en realidad, el principal mérito de esas "lumbreras" es haber sido ministros en los gobiernos anteriores al del presidente Chávez, gobernadores, alcaldes o diputados de dudosa moralidad o probada trayectoria delictual. Muchos de esos personajes han sido responsables de la muerte de campesinos, estudiantes y trabajadores durante los gobiernos de lo que en Venezuela se llama Cuarta República (VER).

La elección de los "disidentes" o "demócratas" venezolanos invitados a las entrevistas la hacen muy bien, puesto que responden a los intereses de las empresas propietarias de esos medios de comunicación, que son las mismas propietarias o socias de los medios de comunicación privados venezolanos, que a su vez responden a los intereses de los grandes comerciantes y banqueros.

Cuando se hace entrevistas a esos personajes se oculta toda la información que hay sobre ellos, sobre sus actos delictivos, sobre sus acciones en gobiernos anteriores, sobre su participación en el Golpe del 11 de abril, sobre todas las acciones de sabotaje contra el gobierno, sobre las malversaciones de fondos y actos de corrupción de lo que son culpables, de los socios o compañeros de partido anteriores y actuales entre los que se cuenta a asesinos, terroristas y torturadores. Todo eso se oculta y se les da la posibilidad de que emitan juicios y condenar al actual gobierno, elegido democráticamente.

La imagen de imparcialidad y objetividad que logran dar esos medios de comunicación engañan fácilmente a sus lectores y/o televidentes. Y esa misma imagen ayuda a fortalecer la imagen de "honestidad" de los personajes entrevistados.

¿Cómo reaccionan los usuarios de esos medios? Es lógico que se dejen influenciar con la forma en que se presentan las noticias y reportajes, que se van repitiendo diariamante. Si no es un periódico, es otro, aunque a veces aparecen artículos similares el mismo día en varios medios. Así como consiguen engañar a sus usuarios con muchas noticias que les afectan directamente, también lo hacen con las informaciones sobre Venezuela y otros países en los que se están llevando a cabo transformaciones necesarias para construir un mundo mejor, una sociedad igualitaria, en la que se respetan los derechos de los ciudadanos.

Los medios de comunicación españoles abren sus páginas para que los golpistas venezolanos escriban sus propias columnas, como es el caso de Leopoldo López, que ha escrito el siguiente artículo. Este personaje fue uno de los líderes que participaron en el Golpe de Estado de abril de 2002. Fue amigo y correligionario de Julio Borges, el cual recibió financiamiento para fundar un partido político. Fue amigo y correligionario de Manuel Rosales, prófugo de la justicia y asilado en Perú. Actualmente se atrinchera en un nuevo partido.

Aparte de que el artículo escrito por Leopoldo López falta a la verdad en muchos temas y es normal que recurra a la mentira reiterada, como lo hacen todos los dirigentes de oposición, intenta dar una imagen totalmente distorsionada de Venezuela, al afirmar que la gente tiene miedo. Yo le puedo decir al señor López que tiene razón, pero al revés. No es la gente de oposición la que tiene miedo sino muchos simpatizantes de gobierno. La gente de oposición habla abiertamente en contra del gobierno, especialmente en el estado Zulia. Lo he visto yo, a diario en muchos sitios. Basta con que alguien saque el tema del desabastecimiento, por ejemplo, y varias personas opinan, se burlan del gobierno, expresan deseos de magnicidio (no es invento mío, es verdad) y repiten todas las frases que se difunden en los canales de televisión venezolanos, como Globovisión. El odio se ve en sus caras y en sus gestos.

En algunas oportunidades, los simpatizantes del gobierno intervienen, pero les es difícil argumentar puesto que los simpatizantes de opositores gritan y maldicen, repitiendo frases sin sentido alguno y recurriendo a ejemplos concretos de alguna carencia. Si no hay azúcar en un supermercado, por ejemplo, ya tienen una "prueba" de la inoperancia del gobierno. Por ese motivo, muchos chavistas se quedan callados, para evitar situaciones desagradables. Muchos lo hacen también por temor a verse implicados en acto de violencia. ¿A qué miedo se refiere, entonces, el señor López?

ENLACES:
OPOSICIÓN VENEZOLANA REGRESA AL PARLAMENTO, EL PERIÓDICO
Dirigentes opositores al gobierno se han quejado mucho de que Chávez hubiera tenido una amplia mayoría en la Asamblea Nacional. Pero ellos se negaron a participar en las elecciones anteriores. Ahora dicen que ellos han vuelto. Es verdad, aunque no son mayoría. Pero antes no sólo había diputados de gobierno. Había diputados del partido PODEMOS, que estuvo infiltrado en la coalición de gobierno pero que tomaron su verdadero lugar en la Asamblea, defendiendo las posiciones de la burguesía.
 ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::.

¿RECONCILIACIÓN EN VENEZUELA? 3

TERCER ARTÍCULO DE ESTA SERIE DE TRES ARTÍCULOS SOBRE LA RECONCILIACIÓN

Cuando se habla de llamar a reconciliación, cualquiera piensa que se trata de apaciguar a personas que han estado enfrentadas en forma violenta o que están a punto de enfrentarse en esa forma. Las declaraciones mismas de quienes solicitan "reconciliación" hablan de olvidar el rencor y "perdonar". Es decir, se trata de poner a "dos niños mimados a sentarse a conversar, abrazarse y prometer no seguir haciendo maldades". 

Pero el problema no es el trato entre las personas o grupos, aunque algunas de ellas tengan intenciones ocultas o declaradas de amenzar con la violencia. No se trata de elegir un lenguaje más sofisticado para expresarse o de arrepentirse de declaraciones que se han hecho y promesa de cambiar sus planes o ideas.

De lo que se trata en este caso, es de obligar a una parte a renunciar a metas políticas bien definidas. Se trata de obligar a renunciar al deseo y compromiso de  cambio estructural de una sociedad injusta, que permite la desigual repartición de los recursos, que impide que se dé solución definitiva a los problemas sociales: a la pobreza, al hambre, a la falta de oportunidades para estudiar, etc.

Se trata, además, de traicionar a los ciudadanos que eligieron un gobierno para que lleve a cabo los cambios que necesita la sociedad. Se trata de "hacer negocios" para permitir la continuidad del sistema capitalista, como siempre se hizo en anteriores ocasiones, cuando algunos partidos tenían planes de políticas revolucionarias o pseudorevolucionarias, pero que dejaron esos planes a un lado cuando descubrieron que podían obtener beneficios para sí mismos. Se trata, en forma resumida, de venderse, dando la espalda al pueblo que eligió ese gobierno.

Hay algo que diferencia a los revolucionarios de los reformistas y de todos los que desean la continuidad de la explotación del hombre por el hombre, de de aquellos que se venden al mejor postor para mejorar su situación económica. Estos últimos son seres abomibables, porque pueden estar en uno u otro lado, infiltrados entre los revolucionarios hasta que consideran que ha llegado el momento oportuno de identificarse con sus amos o sus verdaderos socios. Son abominables porque traicionan a antiguos camaradas que les dieron su confianza y creyeron que eran honestos, que eran verdaderos luchadores, defensores de los trabajadores y de los ideales de verdadera libertad y democracia.

La reconciliación es imposible, cuando la clase trabajadora llega al poder o cuando una vanguardia revolucionaria lo hace junto a ella. Los cambios que se harán en la sociedad son profundos y amenazan el poder económico de las clases explotadoras. Por ese motivo, estas últimas harán todo lo posible por derrocar a los gobiernos que intentan hacer los cambios. Todo su accionar se concentrará en la lucha contrarrevolucionaria y no escatimarán esfuerzo alguno para asegurarse de que lograrán derrotar a la clase trabajadora. Aunque su número es reducido, siempre sabrán comprar conciencias entre la clase media y en gran parte de trabajadores que no tienen capacidad suficiente para darse cuenta de qué lado deben estar.

Sus medios de comunicación son muy poderosos. Con eficaces campañas apoyadas desde el extranjero podrán seguir distorsionando la verdad y continuarán fomentando problemas (como la especulación) que luego irán exagerando, hasta convencer a muchos desinformados de que la culpa de todos los males es del gobierno. Así podrán provocar descontento y encontrarán respuesta positiva a las manifestaciones violentas que algunos grupos se encargarán de llevar a cabo cuando lo consideren conveniente.

Los empleados (especialmente jefes) incrustados en la burocracia administrativa (VER), desde muchos decenios, podrán poner obstáculos a todas las iniciativas gubernamentales. Algunos de ellos se disfrazarán y aparentarán estar junto al gobierno pero llevarán en silencio sabotajes y otras acciones destinadas a frenar los cambios. En esa forma gran parte del pueblo podrá culpar al gobierno de la mala atención al atender trámites de cualquier índole y de burlarse de los usuarios cuando estos reclamen.

La cúpula eclesiástica hará declaraciones repetidas, inmiscuyéndose en la política, tomando abiertamente partido de la clase explotadora, como lo ha hecho siempre en la Historia. Precisamente los arzobispos, obispos y cardenales se encargarán de ofrecerse como mediadores o "conciliadores", aprovechando la inocencia y fe de mucha gente que está acostumbrada a escuchar los mensajes de paz que se entregan en las misas y otras ceremonias religiosas. Más, todo no es más que un plan para ejercer aun mayor influencia para intentar doblegar al gobierno. Los llamados a la "reconciliación" vienen siempre de líderes opositores o de extranjeros que desconocen la realidad venezolana.

Por este motivo el presidente Chávez ha afirmado reiteradanmente que no hay diálogo posible ni reconciliación con la burguesía, entendiéndose que se refiere a la gran burguesía, a esa clase que tiene el control de la mayor parte de la industria y el comercio, de los aparatos de distribución, almacenamiento, etc., y que es dueña de la mayor parte de las riquezas.

ENLACES:


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

CARDENAL UROSA PIDE JUSTICIA Y RECONCILIACIÓN