LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

domingo, 18 de mayo de 2014

LOS ACAMPADOS, EL 15 M, ESPERANZA PERDIDA. PRIMERA PARTE

Cuando empezaron las marchas y las acampadas en España en protesta contra los recortes y las injusticias del sistema capitalista, hace tres años,  muchos creíamos que era el comienzo de una era en la que por fin la izquierda lograría mayor apoyo y que se convertiría en una alternativa frente al bipartidismo que se reparten el PP y el PSOE. Estos dos partidos no tienen la misma ideología pero toman medidas similares cuando llega el momento de enfrentar una crisis económica o intentar solucionar los problemas de la mayoría de la población. Eso, porque son defensores y protectores del mismo sistema, del mismo modo de producción.

Lamentablemente se ha podido ver que gran parte de los "acampados"  más que servir como incentivo a la lucha del pueblo, se han convertido en una especie de filtro o sintetizador, que divide más a la izquierda en lugar de unirla. Muchos de los promotores del 15 M ni siquiera quisieron formar un partido estructurado, que pudiera participar en todas las formas de lucha, incluyendo las electorales. Su lema es la lucha "contra los políticos", algo tan ambiguo que en el fondo nada significa. Porque no se trata de la lucha entre partidos sino la lucha entre clases sociales bien diferenciadas. Se trata de la dominación de los ricos banqueros, financistas, especuladores y grandes comerciantes en la estructura social de un sistema que debería desaparecer. Sin la desaparición del capitalismo no hay posibilidades de superar todos los problemas que aquejan a la sociedad humana, sus desigualdades, la corrupción, la falta de desempleo, la inseguridad de quienes trabajaron toda su vida y ven disminuidas sus posibilidades de gozar de una merecida pensión, la educación gratuita, una sanidad gretuita y Segura y viviendas dignas para todas las familias. Sin la desaparición del sistema capitalista no hay posibilidades de asegurar la vida humana en el planeta, que se ve afectado por una serie de cambios climáticos acelerados, que ya ha ocasionado daños irreversibles y que seguirá empeorando la situación al continuar llenando de materiales tóxicos el aire, la tierra y los océanos.


Fue maravilloso aquel despertar de tantos jóvenes que desfilaron por las grandes Avenidas se Barcelona, Madrid y muchas otras ciudades. Fue alentador cómo se celebraban asambleas en los barrios y se discutían todos los problemas que ocasiona el sistema capitalista. Pero ya no se ven esas muchedumbres desfilando ni esos valientes jóvenes acampando en las plazas. Da la impresión de que se ha vuelto al letargo provocado por la indiferencia o por la rivalidad entre distintos grupos. A eso hay que sumar las nuevas leyes y normas que criminalizan las protestas hasta el punto de declarar como actos terroristas a simples protestas pacíficas que no son absolutamente comparables a las manifestaciones violentas de fascistas en Venezuela, donde matan a diario a inocentes ciudadanos, a dirigentes del partido de gobierno y a miembros de la Guardia Nacional.


CONTINÚA EN LA SEGUNDA PARTE




ENLACES: