LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

jueves, 27 de marzo de 2014

VENEZUELA, PRISIONERA DEL ODIO. SEGUNDA PARTE

Para un espectador normal es muy difícil entender cómo una gran parte de la población venezolana se comporta como si estuviéramos en la Edad Media, o más aún, como en la prehistoria. Para estas personas no hay leyes que valgan ni tampoco hay sentimientos de solidaridad, a menos que sea para quienes se han caracterizado por fomentar el odio. Es una especie del llamado síndrome de Estocolmo, que se caracteriza porque las víctimas sienten simpatía por sus propios secuestradores. Aunque en el caso de Estocolmo se trataba de un sentimiento nacido del aislamiento y la dependencia directa de delincuentes que se comportan como amigos, en el caso de los habitantes de un país hay que añadir la influencia de los medios privados de comunicación, que cumplen muy bien su papel de defensores de los intereses de una élite económica. Pero no se trata únicamente de los medios de comunicación. Ahora hay que añadir, además, las llamadas redes sociales, teléfonos móviles de todo tipo, incluidos los llamados teléfonos inteligentes. Basta con un click para enviar mensajes a millones de personas instantáneamente. Muchos rumores nacen allí y luego se multiplican boca a boca y vuelven a los teléfonos, tabletas y computadoras. Es una carrera febril que se desarrolla en las fibras ópticas y las señales satelitales. Por supuesto que quienes tienen mayores posibilidades de acceso a la moderna tecnología informática son quienes tienen mayores recursos económicos y por ende, mayor capacidad de influencia. Los habitantes de los países ricos tienen mayores posibilidades de acceder a los servicios de internet o telefonía celular. En Suecia, por ejemplo, se puede decir que el cien por ciento de sus habitantes tienen acceso a Internet. En una pequeña familia puede haber varios teléfonos y varias computadoras. Las conexiones de wifi permiten que la gente se conecte automáticamente en todas partes, casi no hay rincón del país donde no haya cobertura ni habitante alguno que no tenga acceso a todos los equipos electrónicos posibles. También hay infinidad de empresas que distribuyen conexiones a Internet por banda ancha o satelital. En los países pobres de América Latina, Asia o Africa quienes tienen esa capacidad pertenecen a una pequeña parte de la población. Hay aún centenares de millones de personas que no tienen acceso a absolutamente nada. Pensemos que hay entre mil y mil ochocientos millones de seres humanos que ni siquiera tienen acceso a agua potable¿Cómo se van a informar bien esas personas? ¿Cómo van a influir con ideas o propuestas en la opinión pública mundial, ni siquiera en forma muy reducida? Por supuesto que las clases pudientes siempre tienen mayor capacidad de influir en el resto de los ciudadanos. En la espiral informativa son siempre las clases económicamente dominantes las que pueden influir en la mente de la mayoría de la población.

Pese a todo, a medida que avanzamos en el tiempo, mucha gente logra tener acceso a mejor información, aparte de la dirigida desde arriba, por los dueños de los medios y por ende, de una clase social. Esto se lo debemos a muchos intelectuales, científicos, artistas y luchadores sociales que han logrado abrir algunas puertas hacia el conocimiento y el pensamiento racional. Muchos de esos nobles seres tuvieron que luchar contra el enorme aparato opresor e inquisidor y finalmente fueron asesinados, encarcelados, desterrados o confinados a recintos desde los cuales no podían expresar sus ideas. Gracias a esos miles de mártires ha aumentado, paulatinamente, la cantidad de personas que cuestionan el orden establecido por las clases opresoras durante siglos (hasta podríamos decir milenios). Una gran parte de intelectuales, sin embargo, están al servicio de las clases opresoras, como es el caso del escritor Mario Vargas Llosa, que es todo lo opuesto a un luchador social o creador de conciencia verdaderamente democrática. Este individuo es un instrumento al servicio de la clase burguesa.

Hay más gente que piensa, por ejemplo, en lo absurdo de que aún existan monarquías, sultanatos y otras formas de gobierno totalmente alejados de la democracia, aunque se llaman a sí mismos demócratas y son aceptados como tales por el resto de los países del mundo, especialmente por Estados Unidos, del cual son aliados. Ejemplos de esto son las monarquías saudí, británica, española, sueca, etcétera. Y no nos vengan aquí con que la mayoría de las monarquías tienen poderes limitados, porque son "constitucionales" y por eso son "democráticas". Son monarquías y sus reyes son Jefes de Estado, a los que nadie ha elegido con voto popular. Por lo tanto, no son democráticas. Y no sólo eso, además de ser monarquías, esos estados son colonialistas y/o imperialistas, de una u otra forma. Como tales son culpables, en gran medida, de las grandes desigualdades en el mundo.

También hay más gente que piensa en la necesidad de un nuevo orden económico en el mundo, que no se debe continuar destrozando la posibilidad de vida en el planeta, que se debe encontrar una solución a los problemas demográficos, enfermedades, injusticia social, desigual repartición de las riquezas naturales, la increíble desproporción de los ingresos económicos entre distintos grupos o estamentos sociales, etcétera. De ahí las luchas por la Independencia y las revueltas de trabajadores, en muchas ocasiones. Las clases dominantes se vieron obligadas a adoptar medidas que pudieran satisfacer, en parte, las exigencias de los trabajadores y de los estratos sociales más desposeídos. Pero al mismo tiempo de ceder en algunos aspectos, fortalecieron su poder económico y todos los mecanismos necesarios para defenderlos, tanto en forma legal como en forma ilegal.

Los sistemas de dominación capitalista están muy bien resguardados por el aparataje burocrático y una serie de instituciones, leyes y fuerzas armadas, que hacen muy difícil las luchas de los pueblos. Los sistemas electorales están estructurados de tal forma que siempre sean elegidos los representantes de los partidos de la oligarquía. El dinero decide, por lo general, quién puede ganar una elección. A pesar de eso, algunos movimientos con ideas nuevas logran ocupar parte de todo ese enorme poder, más sin lograrlo completamente. Siempre quedan partes importantes del poder en manos de la burguesía. Hay poderes que es imposible conquistarlos en las elecciones, están ahí perennemente, incólumes. Uno de esos poderes que tiene gran influecia, es el poder mediático. Los periódicos, televisoras, agencias noticiosas, radioemisoras, etcétera, sólo pueden ser conquistados por el dinero. Y sólo las grandes empresas, los grandes magnates lo pueden hacer. Por eso, cuando un partido de izquierdas llega a ocupar el poder ejecutivo y a veces también el poder legislativo, se encuentra con muchas dificultades, que frenan o impiden completamente el desarrollo de su gestión. Se logra influir en la población, se facilitan las condiciones para originar golpes de estado o presión que obligue a los gobernantes a dimitir o a cambiar su política económica y social. Ese poder mediático utiliza toda su fuerza y todo su dinero para impedir que haya cambios. Los únicos cambios que le interesan son los que pueda haber entre distintos partidos políticos de derechas, que pueden asegurarles jugosas ganancias, además de participación directa en la política. 

A pesar de todo ese poderío, las clases económicamente dominantes no logran doblegar a algunos gobiernos. Entonces se activan nuevos y sofisticados métodos para derrrocarlos. Ya no se puede recurrir al asesinato de presidentes porque se sabe que habrá nuevos líderes que ocuparán su puesto. Ocasionar un golpe de estado se torna más difícil si los estamentos de las fuerzas armadas han evolucionado y la mayor parte de la oficialidad es fiel a un gobierno legítimanente constituido, como es el caso de Venezuela. Por eso en este caso se utiliza una estrategia aún más sofisticada, una mezcla de antiguos y nuevos métodos. Se trata de destruir gran parte de la infraestructura económica (los servicios básicos como la distribución de la luz y del agua, la vialidad, la atención médida, la educación, la distribución de alimentos, etcétera). En esa forma se crea el caos, las actividades productivas y comerciales se inactivan y la carencia de bienes se hace cada día más aguda. Es como sumergir a la fuerza a alguien en un tonel de agua fría  e intentar ahogarlo. La víctima da manotazos en el aire tratando desesperadamente de salvar su vida, sin posibilidades de soltarse del atacante. Los manotazos pueden alcanzar a cualquiera que esté en las cercanías.

Un gran aliado de la gran burguesía es el neofascismo, que sin ser nazismo ni fascismo, aplica muchos métodos que usaron los principales representantes de esas ideologías, como Adolf Hitler, Benito Mussolini y Francisco Franco. Igual que en una manipulación genética, se introducen en algunos grupos de la sociedad elementos que incluyen rasgos fascistas que se van multiplicando sin cesar. Una de las características del fascismo es la violencia, aplicada en muchas y diversas formas. Para obtener el mayor éxito, estos grupos reciben financiamiento directa e indirectamente del Departamento de Estado de Estados Unidos. También se usa la participación directa de agentes de la CIA y de servicios de inteligencia de otros países, como el MOSSAD israelí. A lo anterior tenemos que sumar métodos que usan los terroristas de Al Qaeda, que se van integrando paulatinamente en distintos atentados contra el orden establecido gobernado por partidos que no quieren dejarse dominar por los dueños de la banca internacional. Miembros de Al Qaeda han tenido una gran participación en la invasión de Libia y en el actual conficto, en Siria, por ejemplo. En el caso de Venezuela se importan elementos paramilitares, que fueron formados por narcotraficantes y políticos de la alta burguesía, como el ex presidente colombiano Álvaro Uribe.

El dinero juega un papel muy importante en la formación de grupos terroristas. Pero hay un ingrediente que alimenta aún más a esos grupos. Es el odio que se inyecta a través de los medios de comunicación. Ese odio se ha inoculado en parte de la población venezolana y encuentra buenos receptores en grupos de delincuentes comunes y en jóvenes rebeldes que con razón están descontentos por muchas injusticias, por el burocratismo, la corrupción, etcétera. Puesto que estas personas no tienen la capacidad de razonar ni analizar distintas situaciones, no se dan cuenta de que quienes ocasionan los múltiples problemas que les afectan son los dirigentes de las llamadas protestas pacíficas, es decir, los mismos dirigentes que ellos apoyan.

En muchos países se llevan a cabo, en forma simultánea, acciones de tipo vandálico, asesinatos por parte de francotiradores y "protestas pacíficas" lideradas por reconocidos neonazis, como es el caso de Ucrania, donde esos grupos han llegado al poder, entre otras causas gracias a la gran ayuda de Estados Unidos y los países de la Unión Europea. 


Uno de esos ejemplos es la agresión al director de una importante televisora ucraniana. Los neofascitas entraron al despacho del director y lo obligaron a dimimitir, a golpes. El director de televisión intentó defenderse pero los cobardes atacaron en grupo. VER VÍDEO.

A los neofascistas no les interesa que el pueblo se eduque. Por eso atacan universidades, las saquean y las queman, para impedir que los estudiantes puedan lograr buenos resultados en centros de estudios públicos, sobre todo si esos centros han sido fundados o apoyados por un gobierno de izquierda VER VÍDEO.



Leer más en la primera parte. Pronto viene la tercera parte.

VER MÁS ARTÍCULOS RELACIONADOS CON VENEZUELA


CÓMO LEER MIS BLOGS



No hay comentarios: