LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

martes, 3 de mayo de 2011

OSAMA BIN LADIN OPACA TODAS LAS OTRAS NOTICIAS

Las imágenes y noticias relacionadas con el asesinato del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, se han apoderado de todas las portadas y páginas principales de la mayoría de los periódicos del mundo. Los programas de televisión aumentan su audiencia, al incorporar una serie de expertos y analistas que compiten por ser el más sabio sobre el tema del terrorismo o de los habitantes de los países árabes y sobre el islamismo. La noticia del bombardeo de Trípolis y el asesinato de otro hijo de Gaddafi y varios nietos pasa casi desapercibido, por ejemplo.

La fiesta continúa en Nueva York y otras ciudades norteamericanas. Nadie se detiene a pensar que el asesinato de Osama (que se diferencia en sólo una letra del apellido del presidente norteamericano) fue un acto de barbarie, ilegal e innecesario. Los mismos asesinos reconocen que mataron a Bin Laden a quemarropa, sin darle oportunidad alguna de rendirse y entregarse vivo, para ser juzgado.

¿Qué era más importante, neutralizar al terrorista o asesinar al hombre y eliminar un testimonio?

Porque si se lo hubiese capturado y adormecido, lo podían haber transportado en la misma forma en que transportaron el cadáver para luego tirarlo al mar, la vieja práctica de las dictaduras militares latinoamericanas que hace sólo algunas décadas dominaban países como Chile y Argentina. Esa era la forma en que hacían desaparecer  a muchos ciudadanos, a los que se negó la posibilidad de defenderse en los tribunales. La única diferencia es que en este caso no importa revelar la verdad de la afrenta que significa para los creyentes (sean éstos musulmanes o cristianos) de no poder sepultar a sus muertos. Identificado y debidamente demonizado el enemigo, ya deja de ser un ser humano, que pierde en forma automática sus derechos. Esa es la potestad que el gran policía del mundo se atribuye a sí mismo, convirtiéndose en juez y verdugo, además de omnipotente Dios.

Miles de preguntas quedan en el aire. Una de ellas, por ejemplo, es la diferencia en el trato de terroristas, a los que se clasifica como terroristas buenos y terroristas malos. Osama Bin Laden era un terrorista malo. Había que eliminarlo, había que ajusticiarlo. Había que "hacer justicia". Uno de los delitos de los que se acusaba a Osama era el derribo de las Torres Gemelas y el asesinato de miles de personas. Por otro lado, otro terrorista es considerado bueno.

¿Será porque ese terrorista sólo asesinó a 76 personas, al derribar un avión?

¿Será porque la vida de esas 76 personas y de muchas otras en distintos atentados o de los centenares de víctimas asesinadas, desaparecidas o torturadas no tienen importancia alguna? Ese terrorista es Posada Carriles, un asesino confeso que se pasea libremente por las calles de Miami y no es juzgado ni entregado a los países que están solicitando su extradición. Por otra parte, no olvidemos que tanto Bin Laden como Posada Carriles estaban vinculados a la CIA, a la que sirvieron durante varios decenios.

El comando especial que llevó a cabo la operación contra Osama incautó toneladas de material, entre los cuales hay computadoras y discos duros. Si la computadora de Raú Reyes, que sobrevivió un bombardeo, ha dado pie a miles de acusaciones, basándose en documentos que se manipularon a gusto, las computadoras de Bin Laden superarán mil veces las informaciones obtenidas de la computadora de Reyes. Asimismo, ahora se podrán justificar muchas nuevas acciones "antiterroristas", basándose en información manipulada y falsificada.

La operación justifica también la ilegalidad en la que han vivido los presos de la cárcel de Guantámano. El gobierno norteamericano afirma que la pista para ubicar el escondite de Bin Laden se obtuvo de un preso de Guantámano, una afirmación burda, porque un movimiento clandestino se encarga de cambiar todos los planes y escondites para evitar ser descubiertos, en caso de que se capture a sus miembros y se los haga hablar con los sofisticados métodos de tortura que utilizan los yanquis.

ENLACES:



NOTA DEL 5 DE MAYO, 2011: ENLACE A DOSSIER DEL 3 DE MAYO.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

No hay comentarios: