LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

sábado, 8 de enero de 2011

RESCATANDO CONCEPTOS 4: REVOLUCIÓN

¿QUÉ ES REVOLUCIÓN? ¿POR QUÉ LA ATACAN ALGUNOS LÍDERES RELIGIOSOS? LA RESPUESTA ES SIMPLE: POR IGNORANCIA O POR MALINTENCIONADOS PLANES DE OCULTAR LA VERDAD.

Si buscamos en un diccionario común vamos a encontrar una gran variedad de acepciones. Hay revoluciones relacionadas con las matemáticas y la física. Pero también encontranos definiciones de revolución como cambio social. En ese caso se utiliza, en primer lugar, aquella que afirma que una revolución es un cambio violento, pero sin especificar el término violento. En algunos diccionarios se utiliza la palabra revuelta, como sinónimo de revolución.

El problema es que todos los diccionarios son editados por empresas capitalistas que son dirigidas por la ideología burguesa. Por ese motivo no vamos a encontrar suficiente información, a menos que revisemos varios diccionarios enciclopédicos, lo que sólo pueden hacer quienes tienen dinero suficiente o alguna facilidad para consultarlos en bibliotecas que no son asequibles para la mayoría de la población. En Internet encontramos mayor información, pero en muchas páginas se distorsiona el verdadero significado de la palabra.

Por eso es importante definir en forma clara lo que es Revolución. Podemos completar la palabra con social, puesto que vamos a hablar de Revolución social, para diferenciarla de otras revoluciones, como las técnicas (ejemplo: revolución industrial).

Revolución es un cambio, una transformación en la estructura de la sociedad. Se trata de cambiar las relaciones de propiedad, uso de los medios de producción y de la distribución de las riquezas provenientes de la actividad productiva que generan esos medios de producción, gracias a la fuerza de trabajo empleada para lograr el objetivo final. Esto implica cambios en la forma de trabajo, en las relaciones entre todos los actores que participan en la producción y del carácter social de todas las actividades humanas relacionadas directa o indirectamente con la producción. Hay otras definiciones, pero ésta me parece la más clara y completa. 

Transformar la estructura social implica un cambio total en la misma y no puede ser extremadamente violenta sino paulatina, por etapas. Conviene aclarar que el término "violento" que han utilizado Engels, Lenin y otros pensadores, se refiere a rapidez, no a violencia contra personas. 

No se puede demoler un edificio y construir otro en el mismo sitio, de la noche a la mañana. Es un proceso en el que se combinan la destrucción de lo hasta ese momento existente y la construcción del nuevo edificio. Eso no implica que la construcción deba pasar por remodelaciones en la estructura vieja, que sería tiempo y recursos perdidos. Lo que debe ser destruido no se debe reconstruir. En su lugar deben consolidarse los nuevos cimientos de la futura edificación.

Hay ejemplos de revoluciones en la Historia de la Humanidad. Uno fue la Revolución Francesa, en la cual la burguesía logró arrebatar el poder a la nobleza y a la monarquía. Otra fue la Revolución Rusa, que fue iniciada por los socialdemócratas de Kerensky y que posteriormente fue profundizada por Lenin y los bolcheviques.

Tanto la revolución Francesa como la Revolución Rusa se llevaron a  cabo en una forma violenta y sangrienta, lo que no implica que todas las revoluciones deban serlo. En las dos revoluciones mencionadas se cometieron errores y por eso se tardó tanto en lograr avances. En muchos aspectos se retrocedió y finalmente quedaron truncas. En ambos casos ha triunfado la burguesía y las luchas de los trabajadores han quedado pendientes.

No es mi intención profundizar en estos temas sino señalar algunos hechos como ejemplos, para explicar lo que significa Revolución, que no es la violencia en sí, como se puede entender actualmente, ni son revueltas o rebeliones, aunque en algunos casos puede implicar acciones armadas, a causa de la reacción agresiva y belicosa de quienes detentan el poder y no desean perderlo. Las clases económicamente dominantes van a hacer todo lo posible por recuperar el poder político y económico y para ello siempre estarán dispuestas a aplicar acciones armadas.

También ha habido muchos intentos por llevar a cabo una Revolución pacífica. El mejor ejemplo es el intento de la Unidad Popular, en Chile, el cual fracasó porque no se logró conquistar todos los poderes del estado burgués. Si bien se lograron cambios importantes, éstos no pasaron de ser más que reformas, conservando íntegro todo el sistema estructural de la burguesía.

Debido a las campañas de miedo de la derecha económica y de la Iglesia Católica, se mantuvo desinformado al pueblo, lo que impidió que se eligiera jamás un gobierno de izquierdas con amplia mayoría. El sistema estaba construido de tal modo que era imposible que los partidos políticos de izquierda obtuvieran mayoría absoluta ni que lograran, en forma alguna, la victoria en la elección del poder ejecutivo y de poder legislativo. Aún así, muchos partidos izquierdistas y de centro lograron unirse para dar una batalla conjunta. Fue así como se logró una mayoría relativa en las elecciones de 1970.

Los sabotajes y paros patronales dirigidos por los partidos de derechas, apoyados por Estados Unidos debilitaron enormemente la economía. Se logró un gran desabastecimiento de productos básicos, lo que ocasionó muchas dificultades para que los ciudadanos pudieran alimentarse.

A pesar de todas las dificultades, el presidente Allende ganaba en popularidad y en las últimas elecciones antes del Golpe de Estado de 1973 se había subido de 36 % a 43%. De haberse llamado a plebiscito, como tenía pensado el presidente, el gobierno tenía muchas posibilidades de ganar. Por eso se eligió el Golpe justamente en la misma fecha en la que él anunciaría el llamado a referendo.

Lamentablemente, el presidente Allende cometió el error de confiar en los mandos militares, a los que creía respetuosos de las instituciones del estado. Cuando renunció el constitucionalista general Carlos Prats, éste propuso a Augusto Pinochet como fiable sucesor en el puesto de Comandante en Jefe del Ejército. Allende siguió su consejo, lo que significó la muerte de Prats y Allende, además de la la interrupción definitiva del proceso revolucionario.

Los líderes y vanguardias de los nuevos procesos revolucionarios que se están llevando a cabo en América Latina han aprendido de los errores de las anteriores revoluciones o intentos de Revolución. Por eso los avances han sido más notorios y profundos. Pero el poder de las fuerzas contrarrevolucionarias es muy grande, además de contar con el apoyo económico y político del gobierno de Estados Unidos y de partidos de derechas de todo el mundo, especialmente de España y de otros países europeos. El imperialismo, representado fundamentalmente por Estados Unidos, practica la injerencia en los países que intentan transformar la sociedad desigual e inhumana del capitalismo. Esto lo hacen en forma abierta y en forma secreta, utilizando todos los medios posibles para desestabilizar a los gobiernos de izquierdas y progresistas. Para ello destinan grandes cantidades de dinero y otros recursos. Sus métodos son conocidos, por su aplicación en todos los golpes militares que ha habido en la región, sumando a eso los intentos de magnicidio (algunos  de esos intentos tal vez no fueron fallidos, como es el caso de la misteriosa muerte del presidente panameño Omar Torrijos), atentados, torturas y asesinatos.

La revolución en sí, por lo tanto, no es violenta, en el sentido de sangrienta. Pero la reacción a los cambios revolucionarios sí lo es.

Le gente, mal informada por los medios de comunicación, asocia revueltas, peleas callejeras, batallas campales, manifestaciones violentas, enfrentamientos con la policía, etc., a Revolución. Pero todo eso nada tiene que ver con la Revolución. Son, simplemente, actos violentos o bélicos, que pueden obedecer a muchas razones o sinrazones. La Revolución es una sola y es un largo proceso. No son hechos aislados (ni agrupados) de batallas o manifestaciones violentas.

La cúpula de la Iglesia Católica se caracteriza por asociar la violencia física, a una Revolución, así como también ha asociado los términos república e independencia a actos de violencia, herejía, desorden, tiranía y muchos otros epítetos . Pero sus líderes se han caracterizado por apoyar a regímenes verdaderamente tiránicos y totalitarios como el fascismo en Italia y en otros lugares. La iglesia fue el pilar fundamental del franquismo, en España.

El arzobispo chileno Raúl Silva Henríquez bendijo en un Te deum al dictador Augusto Pnochet, en Chile, cuando éste asumíó el mando tras al Golpe Militar de 1973.

El Cardenal venezolano Ignacio Velasco fue emisario de la oposición golpista para pedir la renuncia del presidente Chávez en abril de 2002 y el actual Cardenal, Urosa Sabino, ha hecho reiteradas declaraciones en contra del gobierno venezolano. También lo han hecho prácticamente todos los representantes de la Iglesia. Sus discursos son iguales que los discursos de la extrema derecha venezolana.

Si revisamos la historia europea y latinoamericana vamos a encontrar innumerables ejemplos de intervención de la cúpula de la Iglesia Católica en la política y su apoyo incondicional a la oligarquía, así como antes apoyaron a la monarquía (que aún persiste en parte de Europa).

La Iglesia Católica también se opuso a la Revolución Francesa y a todos los actos de Independencia de los pueblos latinoamericanos.

ENLACES:

IR A RESCATANDO CONCEPTOS 3, IGUALDAD

IR A RESCATANDO CONCEPTOS 2, LIBERTAD

ENLACES SOBRE LA POSICIÓN DE LA IGLESIA FRENTE A LA INDEPENDENCIA DE AMÉRICA, A LOS PROCESOS REVOLUVIONARIOS Y A LA REPÚBLICA:

LA IGLESIA CATÓLICA EN VENEZUELA

LA IGLESIA Y LA REVOLUCIÓN MEXICANA

LA IGLESIA Y LA REVOLUCIÓN DE MAYO, ARGENTINA

EL PAPA ATACA EL LAICISISMO, EN ESPAÑA

LA IGLESIA CATÓLICA Y LA INDEPENDENCIA

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

No hay comentarios: