LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

lunes, 20 de diciembre de 2010

RESCATANDO CONCEPTOS como libertad, igualdad y solidaridad: 2 LIBERTAD

Libertad es otro concepto que se ha desvirtuado a través de la Historia y se sigue desvirtuando en la actualidad. Muchos hombres han dado sus vidas por defender lo que han creido es libertad. Han sido engañados por quienes han defendido sus propios privilegios.

Porque libertad no siempre es lo mismo para todos. Para algunos, la libertad consiste en hacer lo que se les venga en gana, sin importar que su accionar prive o coaccione la libertad de otros.

Por eso muy bien dijo un pensador: "la libertad de un individuo termina donde comienza la libertad de otro individuo".

Hay algo que los filósofos llamaron "libre albedrío", que se traduce en la creencia que los seres humanos tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones. Pero esa afirmación es falsa. Lo único verdadero en esa afirmación es que cada cual puede pensar lo que desee. El pensamiento es libre. La palabra, no. La acción, menos.

Si fuera así habría un caos total en cualquier sociedad, no habría orden ni seguridad para nadie, puesto que cada ser humano se creería con derecho a hacer lo que se le antoje. Si se trata de satisfacer una necesidad cualquiera, un hombre o una mujer debería tener derecho a usar el espacio que desee. Pero llega un momento en que se cruzarán con otros hombres y otras mujeres, que creerían tener exactamente el mismo derecho, lo que provocaría conflictos.

Si nos imaginamos una isla, en medio del océano y hay náufragos, que tratan de luchar por la supervivencia -la cual podría ser posible su hubiera existencia de una limitada cantidad de alimentos- cualquier grupo se consideraría con mayor derecho que otro grupo para sobrevivir. De hecho, hay muchas historias en las que se han desencadenado luchas a muerte por tomar las últimas gotas de agua, en casos de sequías prolongadas o a causa de un naufragio o por extravío en un lugar lejos de la civilización.

La mayoría de esos conflictos se solucionan cuando se impone algún tipo de normas, como el uso racionado del agua, los alimentos u otros bienes que se necesiten para sobrevivir.

En una comunidad debe de existir normas de convivencia, además de las leyes del Estado y ordenanzas de las autoridades locales. Esas normas y leyes deben ser aprobadas por el pueblo, el que elige representantes para que legislen.  

En un estado actual, para que las normas y leyes se cumplan, debe existir un ente regulador y/o represivo. Digo en un estado actual, cuando los ciudadanos aún no se han librado de una serie de valores y costumbres en los que prima el individualismo, el egoismo, la envidia, etc., que han sido transmitidos generación tras generación por las civilizaciones en las que ha existido diferencias de clases y explotación del hombre por el hombre.

Si bien hay religiones que han intentado combatir esas debilidades humanas, a las que suele llamarse tentación de pecado o lucha interior entre el bien y el mal, muchas de esas religiones han creado esos males y los siguen fomentando, sin que sus pastores o sacerdotes estén conscientes de ello.

En antiguos escritos encontramos varios elementos que dan origen a los grandes males que aquejan a la Humanidad, como el racismo, el machismo, la agresividad, la venganza, etc.

Todas esas debilidades o "tendencias a pecar" atentan contra la libertad del prójimo.

Pero vamos a definir el concepto de libertad y para ello quisiera transcribir un trozo de lo que he escrito en otro de mis libros (cuadernos de educación, especial 2). Esta definición también se encuentra en un artículo que escribí en junio de este año. Ver enlace, más abajo.

Extracto:
Hay muchas definiciones de libertad. Generalmente, este término ha sido secuestrado por las clases burguesas para justificar la injusticia social.

De acuerdo a mi opinión personal, la libertad es aquella que nos permite hacer lo que deseemos hacer, siempre que nuestros actos no amenacen la libertad de otros.

Esto quiere decir que no existe la libertad absoluta, sino que siempre será limitada. Ahora bien, el grado de las limitaciones será lo que determine si es una libertad real o una libertad falsa.

En muchos países llamados “democráticos”, por ejemplo, no se puede decir lo que se piensa. El pensamiento es perseguido, abiertamente o en forma disimulada.

Con respecto a la última frase, debemos recordar que en todas la sociedades ha habido prohibiciones de todo tipo, pero ess prohibiciones han sido impuestas a las grandes mayorías de esclavos, plebeyos y trabajadores, mientras las minorías, escudadas en la autoridad,  en su investidura o en el dinero, no las han respetado.

Cuando se ha descubierto nuevas ideas, las clases dominantes, representadas por los dirigentes religiosos y políticos, siempre trataron de eliminarlas. Han quedado muchos ejemplos en la Historia, aunque la gran mayoría de los casos nunca se conocieron, porque las clase dominantes tenían el poder de quemar libros, matar a los pensadores y borrar todo vestigio que pudera servir como semilla para que otros pensaran en la misma forma que los "herejes". Las clases dominantes tenían miedo de que los explotados adquirieran conocimientos, porque manteniéndolos en la ignorancia los podrían seguir teniendo dominados.

Juana de Arco es uno de tantos ejemplos. Murió en la hoguera, al igual que muchos otros seres humanos que, aún sirviendo a sus reyes, fueron traicionados por esos, sus amos, y aniquilados. Lo más curioso es que Juana de Arco ni siquiera estaba contra el orden establecido y sus ideas religiosas eran las mismas que tenían sus victimarios.

Galileo Galilei es otro ejemplo, que se salvó de la hoguera porque tuvo que "reconocer  que había pecado". Además, este genial matemático y astrónomo, tenía amigos influyentes que intercedieron por él. Por ese motivo se le castigó con prisión perpetua, aunque se la reemplazó por confinamiento en una quinta. También Galileo era un religioso, muy lejos de pensar en contra de los principios católicos. Su problema consistía en que veía más allá de lo que permitían los dogmas de la Iglesia. Y eso no se podía tolerar.

Así como se castigó a millones de inocentes, por ser distintos a lo que las autoridades consideraban "normales", en la Antigüedad, en la Edad Media y en el Absolutismo, también se persiguió a los judíos, gitanos y comunistas  en la Alemania nazi. Y en la misma forma (aunque no a los extremos de llegar al genocidio) se persiguió a todos los artistas y pensadores que pudieran siquiera pensar en tener alguna idea comunista, en Estados Unidos, en la época Macartista.

En todos los países donde se instauraron dictaduras militares o de otro tipo, se prohibió las organizaciones de izquierda y se persiguió a quienes pensaban de forma diferente. Se aplicó el exterminio físico, mediante atentados y asesinatos. Mayor era la persecusión si algún movimiento izquierdista crecía o incluso llegaba a tomar una parte del poder, como lo fue en el caso de Chile, en 1970.

Cuando los movimientos de izquierda han sido desarticulados y aniquilados, con sus máximos dirigentes asesinados o desterrados y sus periódicos y otros medios acallados, se detiene el proceso de represión directo, aunque se mantienen vivos los mecanismos represivos que actúan en silencio. Entonces, con la mar en calma, las clases dominantes, al no tener ya nada que temer, permiten cierta libertad e incluso dejan que la sociedad vuelva a a hace uso de instituciones "democráticas".

Así puede llegar a suceder que se permita la existencia, de nuevo, de partidos de izquierda. Estos serán minúsculos y estarán divididos. No tendrán opción de ganar elección alguna, porque la población ya ha sido "curada" de las ideas más radicales. El permitir la existencia de esas pequeñas agrupaciones le dará mayor caracter democrático al estado represivo.

Ahora, si una de esas agrupaciones logran ganar posiciones entre gran parte de la población, ya se activarán de nuevo los mecanismos para infiltrarlas, dividirlas y destruirlas, primero con herramientas legales y posteriormente con instrumentos mas efectivos de disuación.

Esa es la libertad de las clases económicamente dominantes. Sus más fieles avales son las potencias extranjeras económicamente fuertes, las empresas multinacionales y los medios de counicación al servicio de éstas.

Lo que la Humanidad debe conquistar es la verdadera libertad: la libertad de los pueblos a decidir su destino, la libertad de los explotados, cuyas cadenas deben romperse para siempre; la libertad de las grandes mayorías y no de un pequeño grupo de familias que tienen el poder económico en sus manos; la libertad de defender la ecología, la supervivencia del planeta, que permita la continuidad de la vida para nuestros descendientes. En suma, lo que se necesita es la libertad para que todos los seres humanos tengan los mismos derechos y las mismas oportunidades de alcanzar la felicidad plena.

ENLACES:

VER MI ARTÍCULO SOBRE LA LIBERTAD DEL 8 DE JUNIO

IR AL ARTÍCULO 1 DE ESTA SERIE: SOLIDARIDAD. 


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

CÓMO LEER MI BLOG

No hay comentarios: