LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

lunes, 24 de mayo de 2010

RECUPERANDO EL IDIOMA CASTELLANO 8

CAPÍTULO 8
Tanto en mis clases de liderazgo como en otro tipo de enseñanza he sido muy exigente a la hora de utilizar el lenguaje, tanto en otros idiomas como en castellano. Más exigente que con mis alumnos lo he sido conmigo mismo, lo que no quiere decir que no cometa errores. Todos los cometemos, en mayor o menor grado. Pero es nuestra obligación intentar cometer la menor cantidad de errores posible.

Muchas veces, los errores que se cometen pueden pasar desapercibidos, porque no implican graves daños. Otras veces, sin embargo, los errores pueden ocasionar confusión y graves malentendidos.

En muchas reuniones importantes he visto utilizar mal algunas palabras, como es el caso de la palabra "delegar". En una reunión reciente, el representante de una organización la utilizó varias veces, desvirtuando completamente la semántica de la misma. Cuando quise explicarle que usaba mal esa palabra, no me entendió e intentó explicarme lo mismo que acababa de explicar erróneamente a otras personas.

La palabra DELEGAR significa que se otorga a otra persona una parte de las funciones o responsabilidades que le son propias.

Ejemplo:

En una oficina trabajan cuatro personas. Cada una de estas personas tiene tareas concretas que realizar, pero quien tiene más tareas es el jefe de la oficina. Son tantas las tareas de este jefe que no alcanza a realizarlas y debe trabajar más horas que el resto del personal. Aún así el trabajo no se lleva a cabo en forma satisfactoria.

La solución es que el jefe le de parte de su trabajo a una o más personas. Eso es delegar. Delegar es compartir parte de su trabajo, parte de su responsabilidad con otras personas. En esa forma el trabajo resulta más efectivo.

Delegar también significa otorgar una facultad a otra persona para ser representado. De ahí viene la palabra delegado, que significa que esta persona tiene poder para representar a otra persona o a un grupo de personas.

Delegar es transferir, entregar, parte de su responsabilidad o toda la responsabilidad a otra persona. VER DEFINICIÓN.

En la reunión antes citada, la palabra que se debía usar es "asumir", que significa hacerse responsable de su propias tareas, no delegarlas a otras personas. Es decir, todo lo contrario a delegar. VER DEFINICIÓN.

Lo que se quería dar a entender en la reunión era que si una persona tiene ciertas funciones o responsabilidades, debe asumirlas y no permitir que esas tareas las realice otra persona. Se trataba de dar a entender que cada uno debe hacerse responsable de las funciones que se ha comprometido a cumplir.  En la reunión se hacía referencia a una persona que aparentemente no desempeñaba bien sus funciones.

ENLACES:


CAPÍTULO 1 SIMPATÍA

CAPÍTULO 2, DONDE, ADONDE

CAPÍTULO 3 HAYAN, HAYGAN

CAIÍTULO 4 OIR Y ESCUCHAR

CAPÍTULO 5 NADIE, NADIENCAPÍTULO 6 NEGLIGENCIA

CAPÍTULO 7 ASESINATO

CAPÍTULO 9 AQUÍ Y ACÁ

No hay comentarios: