LA VERDAD, SIEMPRE LA VERDAD.

Bienvenidos a leer mi blog. Espero que su lectura les sea útil. La finalidad del mismo es entregar información veraz, analizar articulos de medios tradicionales de comunicación y hacer un aporte positivo, en forma respetuosa. Apoyo la libertad de expresión, pero no el libertinaje, basado en la mentira, la manipulación y el engaño. Apoyo la defensa del ecosistema, amenazado por la explotación irresponsable de los recursos del planeta por parte de empresas a las que sólo les interesa acumular riquezas, en desmedro del bienestar de la Humanidad.

Buscar este blog

Páginas vistas en total

sábado, 11 de enero de 2014

LA FAMILIA, PILAR FUNDAMENTAL DE TODA SOCIEDAD 7

SÉPTIMA PARTE
Escrito por noticieronestor 27-01-2010
Traspasado a este blog el 11 de enero, 2014

TODOS LOS ARTÍCULOS SOBRE LA FAMILIA, PILAR FUNDAMENTAL DE TODA SOCIEDAD

LA CONCIENCIA POLÍTICA Y SOCIAL

En el mundo actual, donde se ha logrado que todos los ciudadanos tengan derecho a opinar y a elegir un gobierno (derecho que les fue negado durante muchos milenios, un derecho que les es violado todavía en muchos lugares el mundo, por golpes de estado u otras formas que les impide expresarse en las urnas), es más que justo que los dos miembros de la pareja tengan opiniones políticas. Una relación es más llevadera si ambos comparten ideas políticas similares.

La mayoría va a decir, casi siempre, que es independiente. Y esto es relativamente cierto. Son independientes en cuanto a la militancia en un partido político. Pero nadie es independiente en su forma de pensar. Todos tenemos influencia de pensamientos de otras personas, las que a su vez, han sido influenciadas (también) por otras personas, por la familia, por el entorno social, por los medios de comunicación, por las religiones, etc. Todos estamos comprometidos, de una u otra forma, con alguna ideología.  Cuando votamos en blanco o cuando nos abstenemos, estamos apoyando (siempre), querámoslo o no, a una u otra parte, en algún proceso político. No se puede aceptar, entonces, que alguien diga que es neutral o 100% objetivo. El cien por ciento de objetividad y neutralidad no existen. Siempre hay tendencia por una u otra causa, con mayor o menor entusiasmo o dedicación.

No voy a profundizar en este tema, para el que necesitaría de cientos de páginas. Debo, sin embargo, señalar que la población mundial ha sido influida, mayoritariamente, por las corrientes de pensamiento de las clases opresoras, que tienen en su poder la mayor parte de la literatura, los medios de comunicación, la industria cinematográfica, la industria de la diversión, las universidades, las empresas de publicidad y marketing, etc. Además de eso, las cúpulas de los dirigentes de las religiones han estado siempre al servicio de los intereses de los opresores, es decir, de quienes dominan la economía mundial, con muy pocas excepciones. Todas las herramientas con que las clases opresoras cuentan se han ido creando, formando y mejorando durante siglos, a través de distintas civilizaciones, desde la esclavista hasta la capitalista. Por eso son tan robustas, casi indestructibles.

En todos los partidos políticos, tanto de izquierdas como de derechas, existen distintas corrientes, aunque se esté de acuerdo en la base fundamental de sus ideologías de uno u otro bando. El pensamiento único no existe. Es un invento de quienes atacan al socialismo, sin saber siquiera, el verdadero contenido de esa ideología, cuyos principios han sido tergiversados por los representantes de las clases económicamente dominantes. Los habitantes de este planeta estamos divididos en dos grandes clases sociales. Una clase es la opresora, la dueña de la mayor cantidad de medios de producción, de las mejores tierras, instalaciones, recursos materiales y naturales. La otra clase es la de los trabajadores, la que se subdivide en muchos grupos, desde los pequeños empresarios y campesinos hasta los más modestos trabajadores de la construcción o de la limpieza. La desproporción es abismal. Quienes pertenecen a la clase social opresora son un mínimo porcentaje de la población. Es muy posible que ni siquiera llegue al uno por ciento (VER EN ARTÍCULO APARTE) y son dueños de más del 90% de los bienes y tierras.

Nota del 10 de febrero, 2010: Hoy encontré la siguiente información en internet:  UTOPÍA, LA DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA / CENTRO DE NOTICIAS DE LA ONU.

En el centro se sitúan una serie de grupos que constituyen la clase media. Esta clase es muy difícil de definir o de identificar. Está compuesta por profesionales, jefes de empleados públicos o de empresas privadas, medianos empresarios, etc. Esta clase está al servicio de la clase opresora y la mayoría de sus componentes se sitúa incondicionalmente al lado de ésta en el caso de surgir conflictos sociales. Los componentes de esta clase aspiran a subir a la siguiente escala, lo cual logran muy pocos. La mayoría intenta mantener su estatus, pero arriesga constantemente caer a uno de los estratos más bajos. El famoso escritor uruguayo, Mario Benedetti, ha resumido muy bien el papel de esta clase en cuanto a su posición y participación en la lucha que liberan las otras dos clases más importantes de la sociedad capitalista en uno de sus poemas (VER). Lo anterior es una verdad que nadie puede negar, con argumentos serios. Lamentablemente, la mayoría de los ciudadanos la ignoran y por eso se dejan convencer por la propaganda abierta o velada de la clase opresora, cuyos defensores hacen todo lo posible por convencer a los habitantes del planeta de que todos los seres humanos tienen las mismas posibilidades para alcanzar la felicidad y que “viven en libertad”. Para ello se utilizan las banderas que se levantaron en épocas en las que se pretendió cambiar la estructura de la sociedad, como lo son los ideales de la Revolución Francesa, de la liberación de los pueblos asiáticos, americanos y africanos en su lucha anticolonial o los de las luchas de los trabajadores europeos y norteamericanos en el siglo antepasado. Palabras como libertad, igualdad, fraternidad, democracia, etc., se usan para defender la tiranía de la clase económicamente dominante. Para ocultar lo maléfico de su existencia, los grandes capitalistas y sus aliados adornan la forma de explotación con palabras y frases como “libre mercado”, “libertad de expresión”, “sociedad civil”, “desarrollo”, “ingreso per cápita”, “iniciativa empresarial”, etc. Como he dicho antes, para poder analizar todo esto a fondo, se requiere de mucho tiempo y espacio en hojas impresas o en la pantalla de la computadora. Hay muchos libros escritos sobre esas materias, pero aún así son insuficientes. Por ese motivo hay que hacer trabajos y escribir nuevos libros sobre esta materia. 

Volviendo al motivo de este artículo, lo importante es que si existe una relación sentimental, los dos miembros de la pareja deberían tener cierta afinidad en temas políticos y económicos. Si la pareja necesita muchos valores morales para mantenerse como tal, como son la sinceridad, la generosidad, la ausencia de egoísmo, la entrega de amor sin pretender nada a cambio, etc., es obvio que esos mismos valores morales los hagan pensar en la solidaridad y en la Justicia Social. Los miembros de una pareja son entes sociales, son parte de una familia, son parte de su comunidad y de conglomerados mayores, como un país. Por lo tanto, el bienestar de la comunidad   y del país está vinculado al bienestar de la pareja misma y de sus hijos. Si se entiende esto es porque se ha logrado conciencia política y social, lo que permitirá (a los dos miembros de la pareja) contribuir a la felicidad de todos los seres humanos, que algún día lograrán una sociedad justa, sin clases sociales. El único camino viable para la especie humana es ése. Otros caminos sólo la conducirán a su propia autodestrucción.

HIJOS DE RELACIONES ANTERIORES

Si hay hijos anteriores, por parte de un miembro de la pareja o de ambos, se debe pensar aún más, antes de decidirse a vivir juntos. Si ya es difícil ponerse de acuerdo entre dos personas y soportar las debilidades o deficiencias de cada cual, más difícil es ponerse de acuerdo entre tres, cuatro o más individuos, que compartirán todo lo que tiene el hogar.

En este caso hay que tener en cuenta varios aspectos, como por ejemplo:

·         LA FORMACIÓN ANTERIOR DE LOS HIJOS
·         LA INFLUENCIA DE LOS PADRES O MADRES BIOLÓGICOS
·         LA INFLUENCIA DE LA FAMILIA DE LA EX PAREJA
·         LAS NORMAS PARA LA CRIANZA DE LOS HIJOS Y SU COMPORTAMIENTO

Vamos a analizar cada aspecto por separado:

1.- LA FORMACIÓN ANTERIOR DE LOS HIJOS

Este es uno de los aspectos más difíciles, en una pareja que tiene que vivir con hijos que no son de ambos. Primero está el rechazo natural a una persona extraña, por parte de los niños, unida a los celos, por tener competencia en el sentido afectivo. El amor y el tiempo que le brindaba la madre o el padre se tienen que repartir entre más individuos, lo que provoca roces muy fuertes, desde el comienzo, con pocas excepciones. Las normas de comportamiento, la higiene y muchas otras cosas a las que está acostumbrado el niño o la niña, pueden chocar con las costumbres del padre o madre postizos. Mientras mayores sean los niños, mayores serán los problemas, puesto que habrán adquirido costumbres que están más enraizadas en ellos, lo que será más difícil de cambiar, si se las considera negativas. Puede haber muy buena afinidad entre los miembros de la pareja, pero los niños pueden quebrar esa afinidad. Inevitablemente, la madre o padre biológico se van a inclinar, con mayor seguridad, hacia la hija o hijo propios. Un miembro de la pareja se puede sentir desplazado, al mismo tiempo que lo sienten los hijos. En algunos casos se ignoran los sentimientos de los hijos y son éstos los desplazados. Los cambios, en estos casos, son muy difíciles. Es más posible cambiar por la pareja, a la que se ama o se cree amar, que por un hijo propio o hijo que no los es. Lo anterior no significa que siempre se produzca la ruptura a causa de este problema. Muchas veces, las madres o padres postizos llegan a tener unas relaciones filiales maravillosas con los niños, en algunos casos mejores aún que las de los padres biológicos.

2.- LA INFLUENCIA DE LOS PADRES BIOLÓGICOS, FUERA DE LA PAREJA.

Hay personas que logran muy buenas relaciones de amistad con sus ex parejas o los padres de hijos en común. Pero la mayoría de las veces, no se ha terminado en buena forma la relación y se ha mantenido una situación de contactos y encuentros difíciles. El compartir la paternidad obliga a esas personas a tener cierto contacto, pero han quedado heridas del pasado que no han cicatrizado. Esto provoca desajustes en la nueva pareja, que pueden convertirla en una relación inestable y molesta. Sean cuales sean las relaciones de amistad o de contacto con anteriores parejas, los hijos pueden ser influenciados por sus padres biológicos, que desean que los niños continúen con las costumbres que tenían antes de unirse a una nueva persona. En algunos casos pueden ser motivados esos deseos. En otros casos, no. Malos padres, por ejemplo, pretenden dictar normas en el nuevo hogar de sus hijos y usan a éstos para dañar la nueva relación y así vengarse de su anterior pareja. En otros casos son las nuevas parejas las negativas, pues borran todas o gran parte de las buenas costumbres que el niño o niña tenía en el hogar anterior. La influencia de los padres biológicos será, en mayor o menor grado, nefasta, en la mayoría de los casos. Es algo muy difícil de balancear por la pareja que constituye un nuevo hogar.

3.- LA INFLUENCIA DE LA FAMILIA DE LA EX PAREJA

A lo anterior, muchas veces debemos sumar la influencia de la familia del padre o madre biológica. Los abuelos u otros parientes intentan inmiscuirse en el cuidado y crianza de los hijos. Ellos, con mayor interés que los padres, en muchos casos, pretenden aleccionar a la madre o padre postizos. Aunque no lo hacen directamente, influyen en los niños, aconsejándoles en forma distinta a como se los aconseja en su hogar. Se les da acceso a cosas que no tienen en el hogar, a veces con la sola finalidad de “llevar la contraria” a los padres.  Eso produce confusión y disconformidad injustificada en los niños. Esto no es tan común como el número 2, pero existen casos de influencia negativa por parte de los abuelos, tíos u otros parientes.

4.- LAS NORMAS PARA LA CRIANZA DE LOS HIJOS Y SU COMPORTAMIENTO

Dependiendo de la educación o experiencia de cada miembro de la pareja, ambos deben acordar normas para la crianza en común de sus hijos, sean éstos propios o de una madre o padre biológico.

La diferencia en su comportamiento, al aconsejar y/o castigar a los niños, puede provocar efectos muy nocivos en éstos, máxime si sumamos lo dicho en los puntos 2 y 3. Hay padres (de aquí en adelante, cuando digo padres me refiero a padre y madre) que son muy severos, que obligan a sus hijos a un comportamiento extremadamente sumiso, especialmente en lo concerniente a inculcarles una religión. La mayoría de estos padres castigan corporal y psíquicamente a los niños y no tienen conversaciones con ellos. Nunca se los escucha, para saber lo que ellos sienten. Sólo importa inculcarles sus ideas. Raramente se ocupan de interesarlos en los estudios, pero sí a que aprendan sus preceptos religiosos, a rezar u orar o a participar de las actividades de su congregación religiosa. Por supuesto que no todos esos padres descuidan la parte de la preparación escolar, pero son la mayoría. También hay extremos, cuando los padres obligan a sus hijos a trabajar antes de tiempo, no con la intención de que aprendan sino para obtener un beneficio económico. Hay padres que son muy tolerantes con la conducta de sus hijos. Los dejan actuar como ellos quieran, limitándose a impedir que cometan acciones muy peligrosas, especialmente si esas acciones les perjudicarán a ellos mismos. Uno de los errores de estos padres es que acostumbran a amenazar con severos castigos a sus hijos, pero nunca o raramente cumplen sus amenazas, lo que va creando una sensación de total impunidad. En esa forma, los niños van perdiendo el respeto y terminan burlándose de sus padres.

La mayoría de los padres, antes mencionados, tanto los del primero, como de los otros grupos, cometen el error de comprarles a sus hijos todo lo que deseen y los acostumbran a que pidan lo que quieran. Se comienza por las chucherías (golosinas con azúcar o endulzantes, maníes y otros frutos similares, salados), que en nada contribuyen a conservar o mejorar la salud de los niños. Al contrario, desde pequeños van creando desequilibrios en su alimentación y se los acostumbra a adicciones que más tarde pueden ser reemplazadas con otras peores, como las drogas. Luego se continúa con todos los juegos electrónicos que aparecen en el mercado. Y cuando las condiciones económicas no permiten satisfacer sus necesidades o caprichos, los hijos arman escándalos y llegan a exigir, a veces con violencia, que se les dé lo que ellos consideran un derecho. En países como Suecia se comete el error de asignarles un sueldo semanal a los niños, lo que se denomina: “veckopeng” (el dinero de la semana).  Los niños toman eso como una obligación y lo exigen. Muchos padres de escasos recursos se ven en dificultades para poder cumplir con esa “obligación”. Según la teoría sueca es bueno acostumbrar a los niños a manejar el dinero desde pequeños, pero eso los convierte en consumidores empedernidos desde muy temprana edad. No voy a entrar aquí en el tema de los malos tratos, pero estos se presentan con mucha frecuencia, en parte porque los padres creen que tienen todo el derecho sobre sus hijos, incluido el castigo corporal. Estos padres desconocen que existe una declaración de los derechos del niño (aunque yo encuentro esa declaración un tanto ambigua). En algunos países europeos (como en Suecia), las leyes son muy rígidas con respeto a los malos tratos de los niños. Muchos padres han ido a la cárcel por cometer ese delito. Otros tantos han perdido la custodia de sus hijos, por el mismo motivo. Por supuesto que el trato de los hijos que no son propios no puede ser el mismo que para los hijos nacidos de ambos cónyuges o convivientes, a menos que los dos se pongan de acuerdo desde un comienzo de que así sea. Un hombre o mujer no debe pretender ser padre o madre de un niño que ya tiene sus padres biológicos. Es distinto el caso en que los niños han sido abandonados o que son huérfanos, por muerte de un padre biológico o por donación. Si un niño tiene un padre biológico, debe seguir siendo éste el padre. No debe ser reemplazado por otro. Eso puede llamarse, sin temor a exagerar, una suplantación. La relación entre el hijo y la pareja de la madre o padre debe ser la de un amigo o pariente lejano. También podría usarse la denominación de padrino o algo similar. Pero, por respeto a la madre o padre biológico y por establecer una relación clara y sincera, no se debe considerar padre o madre a una persona ajena. Ahora, con respecto a los hijos en común de la pareja, es muy importante que, tanto madre como padre, adopten la misma actitud, que se comprometan a no contradecirse, en el caso de dictar normas de convivencia.


RESUMEN

Con estos últimos artículos no he intentado dictar cátedra de cómo se debe educar  a los hijos, sino señalar los factores que se deben tener en cuenta, desde un comienzo, para evitar problemas en el futuro, cuando dos personas piensan unirse, para formar una pareja. Si no hay claridad sobre todas estas cosas, la relación tiene muy pocas posibilidades de sobrevivir.

Ojalá que en el futuro existan entidades que se dediquen a dar las mejores informaciones posibles para que los futuros integrantes de parejas sepan cómo elegir, teniendo en cuenta todos los factores de riesgo. Debería ser una tarea del estado o de los gobiernos regionales y locales, tomar la iniciativa en la preparación de matrimonios o convivientes. Así como debería de haber una buena orientación profesional, también debería existir buena orientación para formar parejas. No basta con información sobre problemas por separado, como lo es la prevención de enfermedades venéreas o el embarazo precoz. Todo eso debería estar incluido en una orientación global. Los que hemos vivido hasta ahora y hemos convivido con distintas personas no tuvimos esa posibilidad y por eso hemos cometido muchos errores. Muchos de nosotros no hemos resistido la soledad y nos hemos apresurado en elegir a nuestras parejas. Y lo pero de todo es que hemos repetido el error varias veces. Conocerse bien y estar seguros de que realmente hay amor, en forma recíproca, evitar cegarse y dejarse llevar por atracción o pasión pasajera, es lo fundamental, para formar una pareja.

EPÍLOGO
En esta serie de siete artículos (y todavía me he quedado corto) he querido dar una visión completa de lo que es una familia. Como hemos visto, ésta no es algo muy bien definido y los criterios para especificar lo que es una familia son muy variados, dependiendo de muchos factores, siendo el principal la influencia de las religiones a través de casi toda la historia de la humanidad. Lo importante es que la familia, al igual que un individuo, tiene derechos que deben ser respetados. Es más, yo diría que las Naciones Unidas deberían hacer una Declaración de los Derechos de la Familia. Debería reconocerse los distintos tipos de familia, de primero, segundo y tercer grado, por ejemplo.

En muchos países se legisla sobre la libertad sexual para elegir la pareja, lo que significa que se acepta la homosexualidad. Por lo tanto, las familias de homosexuales deben tener asegurados sus derechos en cualquier país del mundo. En tal caso, una pareja de homosexuales no debe ser discriminada en forma alguna. Las tradiciones se deben subordinar a las leyes y éstas deben seguir los lineamientos de directivas de la ONU. Por la gran promiscuidad que ha existido a través de toda la historia, es necesario establecer lo más exacto posible la identidad de cada ciudadano. Para ello puede ser muy útil el sistema que se utiliza en Suecia, del número personal  (personnummer). Éste se compone de la fecha de nacimiento más cuatro cifras. Ejemplo: 000112-1897. Para internacionalizar el número personal se debería agregar una o dos cifras más. El número personal es muy útil pues, al estar registrada una persona con éste, se puede tener todos los datos de la misma. En Suecia, por ejemplo, si alguien comete una infracción de tránsito y es detenido por la policía, el funcionario obtiene automáticamente la información en la computadora del vehículo policial, de si esa persona tiene licencia de conducir, si es propietaria del  vehículo que conduce en ese momento, si ha cometido otros delitos de tránsito, si es buscado por la policía, domicilio, etc. Lo mismo sucede con el número de registro del vehículo, que entrega directamente todos los datos sobre propietario, propietarios anteriores, pagos de impuestos y seguros, etc. Si se desea solicitar un préstamo en un banco, basta dar el número personal para que el funcionario bancario sepa inmediatamente si tiene  préstamos anteriores, qué ingreso tiene, dónde trabaja y cuánto tiempo ha trabajado en distintas empresas, qué deuda tiene acumulada en ese momento y si ha incurrido en atrasos al pagar las mismas, etc. Si se desea postular a algún cargo público o de responsabilidad pública basta con entregar el currículum con el número personal. Las autoridades correspondientes podrán ver inmediatamente si la persona es idónea para ocupar el cargo o no. Para el caso de registro civil se puede agregar todos los datos de nacimiento, las posibles alternativas de paternidad, las vinculaciones con otras familias, etc.

Por último, la familia debe ser respetada, como principal núcleo de una comunidad y se le deben entregar todos los elementos necesarios para que ésta pueda solucionar sus problemas socioeconómicos, sin desvincularla de su entorno social. La elección de una religión o no, debe ser de la exclusiva responsabilidad de la familia, respetando los derechos de cada individuo y de acuerdo a las leyes civiles imperantes en el país en el que se vive.

Nota del 27 de enero, 2010:
Cuando comencé a escribir este artículo, supuse que serían sólo algunas páginas. Luego me di cuenta de que necesitaba más espacio para expresar lo más importante sobre este tema. Y es así como he llegado a escribir, en total, siete artículos sobre la familia, que van encadenados en una serie.

Todos los temas que aparecen vinculados al tema principal los desarrollaré más tarde, en uno de los libros que pienso escribir. Al mismo tiempo, iré haciendo correcciones a los artículos escritos aquí y agregaré todos los enlaces que sean necesarios para tener una visión lo más completa posible.


TODOS LOS ARTÍCULOS SOBRE LA FAMILIA, PILAR FUNDAMENTAL DE TODA SOCIEDAD


AYUDE A DIFUNDIR ESTE ARTÍCULO, SI A USTED LE HA PARECIDO ÚTIL. AYUDEMOS A BUSCAR LA VERDAD 


CÓMO LEER MIS BLOGS

No hay comentarios: